PERDIDO, ¿QUIÉN NO?

LOGODEJARHUELLA

Dejar Huella. Perdido, ¿quién no?

Perdido, ¿quién no? Buscadores “cansables” de lo que no sabemos. Por fuera parecemos fuertes, felices, contentos, satisfechos, pero no somos mas que contenidos vacíos, agotados de esperar, no sé qué…

Como velas al viento soportando lo que venga, mientras el mar golpea nuestra barca a su antojo. Agarrados  al timón de la nave, con fuerza, pero sin rumbo.

Hace tiempo que he dejado de luchar en contra de las olas y del viento, ya no las veo venir de frente, ya no golpea en mi cara…

Me he preguntado muchas veces ¿Por qué tengo que ir en contra? Y la respuesta siempre ha sido la misma, siempre ha sido la respuesta de otros: “hay que luchar contra viento y marea, hay que llegar a la otra orilla,” aunque, nadie la haya visto jamás…

Por mi parte, se acabo, solo conozco el mar y lo disfrutare, ola a ola, brisa a brisa, tanto cuando sea un placer, como cuando sea un tormento; tanto cuando odie, como cuando ame; tanto cuando llore, como cuando ría…

Ya no me importa ver los barcos venir en mi contra. Ya no sigo a quien me quiere enseñar a no sufrir, sufriendo. A quien me dice que no llore, y aguanta su llanto. A quien me dice como ser feliz, sin serlo. Ya no sigo consejos de capitanes que me dicen como navegar en la vida para llegar a buen puerto, y se golpean ellos mismos una y otra vez contra las rocas.

Se acabo dejar que un ciego guíe a otro ciego. Ahora, confío en el mar, No me entrego ni a la diversión, ni al aburrimiento, no me entrego ni a la alegría, ni a la tristeza, ni al placer, ni al sufrimiento…

Hago que la vida fluya fácil, no me preocupa parecer vulnerable, débil, apasionado, blando… Sé que las olas acaban en alguna orilla.

He descubierto un mundo nuevo donde las personas estamos deseando que nos traten con ternura, con cariño, que las miren a los ojos, que las respeten, que las mimen, que las arropen, que vean sus virtudes y no sus defectos… donde todos, todas, tenemos en común lo mismo, el deseo de amar y que nos amen desde el corazón.

Me quedo inmóvil ante la mirada imantada de ciertas personas, me uno para siempre a alguien con un abrazo, y me siento como si fuésemos lo mismo… se acabo vivir con miedo al  que dirán, se acabo seguir normas de conducta absurdas que no tienen nada que ver con el corazón.

Mi timón va suelto descubriendo cada día un rumbo nuevo, disfrutando el camino y disfrutando el barco, porque cuando te aferras al timón no puedes ver el barco.

No tengas miedo navega, lo máximo que te puede pasar es que mueras, tú o alguien que quieres, y tú y esos, ya estáis muertos desde el mismo momento en que nacisteis.

El verdadero drama de nuestras vidas, no es la muerte, es vivir pensando que nunca moriremos. Dejamos demasiados besos para mañana, demasiados te quiero para después, nos privamos de abrazos mirando a los lados, sin darnos cuenta que muchos de ellos jamás podremos hacerlos nuestra realidad. Se habrán ido para siempre y viviremos atormentados por el arremetimiento de no haber sido valientes.

No lo dudes, besa, abraza, mira, expresa lo que sientes, llora, ríe… porque, en mi opinión, la verdadera vida no es evitar lo que no nos gusta, es sentir cada instante como algo nuevo a descubrir, sin que influya nuestra memoria o la de otros. De esto hay mucho que hablar…

No olvides dejar tu comentario, Un abrazo, un beso, o simplemente mi corazón.

Anuncios

8 pensamientos en “PERDIDO, ¿QUIÉN NO?

  1. Creo que esto es un tema muy personal, cada uno tiene su opinión, su punto de ver las cosas. Unos se dejan llevar por la coriente y se adaptan sin más y otros escogen su rumbo según sus ideales, sentimientos…aveces festejando sus victorias y otras asumiendo sus derrotas.
    Lo de si se puede vivir sin miedo…yo creo que no, es un sentimiento natural que aparece como autodefensa ante situaciones no vividas.
    En mi caso, siempre he intentao enfrentarme a él, cuando he querio cerrar los ojos porque el miedo me comía, he hecho lo contrario…abrirlos aún más. Y es ese miedo el que me ha dao la fuerza para decir o hacer lo que queria.
    Es un sentimiento muy fuerte que aveces nos unula y nos paraliza pero del que también se aprende mucho.

    • “es un sentimiento natural que aparece como autodefensa ante situaciones no vividas.”, Tengo un punto de vista que no coincide. Lo intentare explicar en un nuevo post.

      Gracias again

  2. Creo , en mi modesta opinión, que en el compartir nuestros sentimientos y no avergonzarnos por lo que no somos, en no desear que nos acepten si ó si, sino ser nosotros los que nos aceptamos TAL Y COMO SOMOS, hará uqe nuestra vida tenga minutos de gloria, segundos para el consuelo, y ganas de volver a vivir cualquier instante…..
    Estamos demasiado condicionados, estamos tan sometidos al entorno, que no podemos ni queremos dejar de ser seres únicos entre tanto … barullo, pero… en realidad, ya lo somos, no tenemos que demostrar nada a nadie… bueno si¡¡¡, a nosotros…. mismos…
    Somos maravillosos, con nuestras virtudes y defectos, sin sol, no valoraríamos las nuebes, sin sombra no valoraríamos la luz, sin frio no valoraríamos el calor… por eso, somos una gran mezcla de emociones, sentimientos, de bueno, de no tan bueno, de dulce, de amargo… pero todo eso somos nosotros… VIVA NUESTRA ESENCIA… y como dijo una personita que conocí hace una semana …. ” la esencia es el amor, y el amor es la esencia de lo que hago”….

    os envio un ACHUCHON CORDOBÉS….

    • Pienso en mi modesta opinión. que parte de nuestro condicionamiento es elegir, y eso ya no es nuestro. El sol y la sombra no son dos cosas son una, lo bueno y lo malo es lo mismo, lo dulce y lo amargo son extremos de lo mismo… pensar que son diferentes es parte de nuestro condicionamiento, del cual, creo que deberíamos liberarnos. Vivir lo dulce y lo amargo, por ejemplo, como una experiencia nueva cada vez, sin prejuicios, ni recuerdos, ni elecciones, ni opiniones…, en mi humilde opinión, es ser libre.

      Gracias por tus reflexiones, un beso!

      • Día si y dia no estamos perdidos; quizás porque nos exigimos demasiado; a nosotros mismos y a los que nos rodean. Luchando contra las tempestades; no dejamos que las olas nos alcancen. Pero la vida te enseña a ir sin rumbo. Aveces Sentirte perdido aprendes a hablar contigo y nos hacemos mas fuertes. Bueno eso creó o mas vulnerables.?

      • Realmente no creo que la vida te enseñe a ir sin rumbo. Precisamente todo lo contrario, la vida tal y como la vivimos la mayoría esta marcada por un rumbo que acota nuestra libertad, que condiciona nuestras decisiones a nuestras creencias, a nuestro comportamiento con la sociedad y del que tenemos miedo de salir por no perder lo que tenemos: imagen, posesiones, estatus,por miedo a morir etc. Todo esto, en el fondo, nos angustia porque sabemos, de alguna manera, que nuestro rumbo nos lleva a islas desiertas. Quizá la primera pregunta seria: ¿se puede vivir sin miedo?

        gracias por comentar, un beso

  3. No quieres consejo de nadie!! tú como Juan Palomo….yo me lo guiso yo me lo como jajaja.
    Con timón o sin timón, no hay que dejar que se apague la luz de la vela, ella nos guiará el camino aunque no sepamos el que vendrá….mientras tanto reiremos, lloraremos, amaremos, sufriremos….la vida es así.

    • Los consejos, aun siendo buenos, son experiencias de otros. Esas no deberían valernos. Explícame qué es una vela, qué luz da y cómo es su calor, creo que si no la veo yo mismo, la toco y siento el calor, no sabre nunca lo que es, por mucho y muy bien que lo describas.

      Gracias por comentar, un beso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s