“DE MAYOR QUIERO UN PADRE COMO TÚ”. Feliz cumpleaños PAPA

benipapa playa

Dejar Huella. “De mayor quiero un padre como tú…”

La providencia quiso regalarte el día de tu cumpleaños tu primer hijo, pero, algunas veces el capricho del destino tiene sus propios planes. Para ese 2 de julio de 1972 te mando una gripe como no has vuelto a tener en toda tu vida.

Tus 40 de fiebre, te privaron de ser el primero en dar el abrazo a tu primogénito. Me imagino a tu mujer en el hospital, con el niño en los brazos, pensando en cómo te sentirías de saber que no podías estar en ese momento tan importante junto a tu familia.

Cuánto has compensando el castigo del destino a lo largo de toda tu vida. Cuantos abrazos, besos y cariño desde mi infancia. Que querido me he sentido y me siento PAPÁ.

Desde que tenías los fines de semana, hasta que te hiciste empresario y tu nuevo trabajo cambio los hábitos de la familia, convirtiendo lo que eran días festivos en horas punta. Cuando todos los niños disfrutaban a sus padres, tú estabas con las manos manchadas de harina de freír y la chaquetilla llena de sangre de partir carne… Mucho trabajo y sacrificio pero jamás nos ha faltado tu cariño, tus besos, tus abrazos y tus bromas.

Se notaba en tu alma que estabas deseando que tu nuevo negocio se estabilizara para poder cerrar los martes y pasarlos con nosotros, recuerdo cuantos caprichos teníamos entonces, nos comprabas de todo, pero ninguno nos hacía más ilusión que comer contigo ese martes lluvioso, para escucharte decir: “Pepa, está lloviendo que no vayan los niños al cole y se queden aquí con nosotros”.

Como olvidar todos los domingos de feria en el puerto de Cartagena, esos mareos de los caballitos, ese estomago revuelto y ese dragón que me daba pánico, mientras mis hermanos se lo pasaban bomba, yo de tu mano.

Quizá, algún día PAPÁ, puedas pensar que lo que hiciste con nosotros no nos dejo huella, te equivocas PAPI. Recuerdo todo, los bocadillos en La Manga con Antonio “El Chato” y sus cacerolazos con bajada de pantalones, del “bailemos el pin pon” de mi hermano en Noche Buena y de los viajes que hicimos por toda España. Del día que alquilaste el autobús durante diez días y nos llevaste a familia y amigos de restaurantes, hoteles, visitas a museos, lugares singulares… ¡vaya espectáculo! A nadie se le olvida ese querido Paco lanzándose por el kamikaze del aqua park, ¡vaya espaldarazo!, jajajaja

Son tantas cosas PAPÁ, que lo que me he perdido contigo o de lo que no me acuerde, lo he podido ver en como tratas a mi hijo, tu primer nieto. No es amor lo que os tenéis, es pura pasión y no me puedo imaginar la vida del uno sin el otro. Me enorgullece pensar que te quiere más que a mí, me alegra cuando lo oigo decir: “el yayo me ha regañado y no tenía razón, pero para mí es lo máximo, es mi Dios”.

PAPÁ quiero que sepas, que para mi significas lo mismo, no estaremos de acuerdo en muchas cosas, pero eres mi Dios. Me has enseñado a emocionarme de las cosas sencillas, a que se me corte la voz cuando hablo con el corazón y a llorar sin vergüenza cuando sea necesario.

Has estado siempre, y tengo la mujer y la familia que tengo por tu apoyo. Recuerdo cuando me dejaste en Madrid con catorce años, recuerdo las gafas empañadas por las lágrimas. Que fuerte me hice gracias a tu confianza. Recuerdo la noche que hablé contigo y te dije que tenía mucha fiebre, y  a las seis horas estabas, de madrugada, recogiéndome en Madrid para llevarme a casa. Y no había autovías como ahora.

Cuánto amor y cuánta pena de perder minutos de no poder verte, tú vas a cumplir los 67 y yo, el mismo día 2, cumpliré 42, pero quiero seguir siendo tu pequeño. No quiero regalos, ni fiestas, solo quiero estar contigo, con la familia.

La vida y las circunstancias nos han atrapado últimamente, pero quiero que me sigas tratando como cuando era pequeño, con abrazos, con besos, con mimos. PAPÁ te prometo, que para eso no me hago mayor. Muchos días,  estoy triste sin saber por qué, y es que te echo mucho de menos, con tus bromas, tu risa contagiosa y tus lecciones de corazón.

Estoy seguro, que yo como hijo jamás podre ser ni la mitad de bueno que tú has sido como PADRE, que jamás,  por mucho que haga llegaré a hacer un poco de lo que tú has hecho por mí.

 Y estoy seguro que: “YO DE MAYOR QUIERO TENER UN PADRE COMO TÚ”

Feliz cumpleaños mi querido amigo, mi querido PADRE.

Anuncios

6 pensamientos en ““DE MAYOR QUIERO UN PADRE COMO TÚ”. Feliz cumpleaños PAPA

  1. No hay palabras para describir lo que me has hecho sentir, espero ser para mi hija pueda decir lo mismo de mí….. Me encanta tú blog Benito Alcaraz Ortas

  2. Muy emotivo Benito. Los que hemos crecido con padres que por motivos de trabajo no estaban ahí siempre, ( eran otros tiempos donde hacerse un hueco en la vida laboral, sobre todo , si era un negocio familia,r el tiempo para la familia era escaso, pero no menos fructífero.). Nos han hecho recordar cada momento con cariño y compartir otras historias diferentes a la de otros niños,. . .

  3. Que regalo!!!!,…seguro que tu padre se va a emocionar y le va a dar la risa tonta mientras se le escapa la lagrimilla.
    Y digo yo, por qué cuando hay que hacer un regalo siempre pensamos en algo material??..con lo bonito que es decir lo que uno siente.
    Felicidades a los dos 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s