ENAMORADO DE QUIEN NO ERES…

novia en la playaDejar Huella. Enamorado de quien no eres…

¿Has pensado alguna vez que es enamorarse?, ¿has valorado alguna vez cuánto tiene que ver la otra persona en tu enamoramiento y cuánto tienes tú que ver en el mismo? ¿Qué hace que una persona nos toque teclas que otras no nos tocan? ¿Qué vemos en ellas, para intoxicarnos de amor?

Para nada soy experto en amores y en enamoramiento, pero siempre me ha parecido un tema curioso, complejo y egoísta. Soy consciente que decir esto último no está bien visto (lo de egoísta lo explicare en otro post).

Yo, con un aspecto físico del montón bajo, siempre he tenido inquietudes en aprender que hacía más atractivo a unas personas de otras. Es fácil pensar, que lo que hace a una persona atractiva es su físico, y no cabe duda que si nuestras relaciones se basasen solo en miradas, el físico tendría un valor determinante. Por suerte para los del montón bajo, el físico es como la capa que rodea a los cigarros puro, tiene un sentido estético que se valora, pero aporta muy poco al sabor del puro, que en mi opinión y en las conclusiones de todos los estudios que han llegado a mis manos, es lo realmente importante.

La mayoría de estudios y experimentos sobre los que he leído dicen prácticamente lo mismo, y me permito hacer mi síntesis de tantas hojas de lectura y aprendizaje en una sola frase: <<lo que realmente hace que seas interesante para las personas, es el grado de interés que demuestras por ellas>>. Las personas más interesantes que conozco, no son las que tienen muchos temas interesantes de los que hablar, son las que me hacen sentir especial cuando me escuchan. Como decía alguna de las formulas de comunicación que he leído: <<si tienes una boca y dos orejas, es para que hables la mitad de lo que escuchas>>.

Otra conclusión en la que hay consenso es la que dice que: <<es fácil engañar con palabras, pero nuestro lenguaje corporal suele ser sincero>>. Esto significa que sí no sientes lo que dices, por muy bonito que suene, te pillan antes que al cojo de las mentiras. Cuántas veces nos hemos dicho que bien habla este, pero me da mala espina. En el fondo sabíamos que esa persona no nos convenía, pero hemos seguido hasta el final, aun, sabiendo que saldríamos heridos.

Con tanto estudio y coincidentes conclusiones no me puedo resistir a hacerme las siguiente preguntas: ¿hay una formula de comportamiento que nos haga infalibles a la hora de relacionarnos con los demás? ¿De quién nos enamoramos, de una persona o de la imagen que, quizá, de forma inconsciente nos hemos forjado dentro de nosotros y que en un momento dado coincide, en parte, con alguien que conocemos?

¿Cuántas de nuestras fantasías proyectamos en la persona de la que estamos enamorados? Que nos aturden durante algún tiempo; ¿Cuántas de las fantasías de la persona recién conocida haremos realidad, aunque, realmente nosotros no seamos así? ¿Fraude? En algunos casos, posiblemente lo sea. Recuerdo que de novio hasta cantaba por Julio Iglesias en algún karaoke, por dedicarle alguna canción a la que era mi novia (no recuerdo bien, pero creo que al segundo día nos prohibieron la entrada de lo bien que canté).

Lo que es una realidad es que la química de nuestro cuerpo cambia por completo para vivir la fantasía del amor, como si realmente no hubiese nada más en el mundo. Lo podemos llamar <<el chute del amor>>, no es para menos, pues, nuestro cuerpo segrega feniletilamina (FEA), anfetamina, que es una de las sustancias implicadas en el enamoramiento. Este compuesto pone en marcha la activación de la dopamina, y produce oxitocina que activa el deseo sexual.

Al inundarse el cerebro de oxitocina, este responde secretando dopamina, neurotransmisor responsable de los mecanismos de refuerzo del cerebro, de la capacidad de desear algo y de repetir un comportamiento que genera placer, junto con la norepinefrina y oxiticina, que además de otras funciones, hace de mensajero químico del deseo sexual, y estimula los neurotransmisores que originan el enamoramiento. Con este <<chute>> químico que nos pega el cuerpo, vamos ciegos de amor por todas partes. Se nos pone la cara de <<pavo>>, que intentamos negar con la misma sonrisa de <<pavo>>. Es el principio de nuestra dependencia.

Que época más bonita de vivir, regalos, detalles, cartas, cenas, hoteles, viajes, etc. Lo que podríamos llamar el sueño romántico, ¿tendrá este sueño romántico algo que ver con los condicionamientos culturales? No creo que las películas influyan en cómo tiene que ser una relación romántica ¿verdad?, ¿el amor será algo más puro y más autentico que imitar escenas de una película? ¡No me digas que Adam y Eva no Celebraban San Valentín…! Yo pienso que sí lo celebraban. Posiblemente a Adán se le olvidara comprar el regalo de turno, y Eva por joder le pegó el bocado a la famosa manzana.

Por suerte, algunos dicen, que el enamoramiento se cura con los años y otros dicen que con la convivencia,. Por poner un ejemplo, no es lo mismo colgarse 10 kilos de oro al cuello durante unas horas, que llevar los 10 kilos de oro toda la vida enganchada. Si, es oro… pero mira que te digo… por mucho que se valore… si el oro te regaña, te reprocha, te priva de cierta libertad, te quita el mando de la tele, se tira algún pedete y quema los mensajeros químicos del sexo con tabletas de chocolate y bollería industrial (la fama de algunas) o se mete el romanticismo en forma de cervezas para echarlo en forma de eructos, michelines, horas de deporte televisivo y desatención (la fama de algunos), en fin… sumado a algunos defectos que no se ven cuando estas <<puesto hasta las trancas>> de enamoramiento y que aparecen en la fase de resaca, igual acaba por gustarte algún otro metal, aunque, no sea tan valioso.

Como he oído, en varias ocasiones, a uno de los formadores más importantes de este país: <<la mala suerte que tienen los matrimonios de hoy en día, es lo que ha aumentado la esperanza de vida>>. Antes a los cuarenta todo solucionado, era raro el que superaba los cincuenta años de vida. Hoy las parejas se tienen que estar viendo hasta a los ochenta. Te imaginas ver algunos cuerpos en calzones hasta los ochenta, es a los cuarenta y ya apagas la luz para no verlos… pues no te digo nada a los ochenta.

Esto que parece lo peor, quizá no lo sea, seguramente lo peor es que te rompan el sueño del enamoramiento antes de desencantarte. Esto sí que puede ser un sufrimiento, porque se rompen de golpe todas las fantasías y planes que pudieras tener proyectadas en la persona que puede ser tu futura pareja, supuestamente, ideal. ¿Cómo haces para que el cuerpo reabsorba toda la química del amor? ¿Dónde metes la dopamina, que te empujaba a su lado a cada instante? Yo que tengo la experiencia de una relación a distancia, se que es muy duro querer estar cerca de alguien y no poder abrazarla. Desde luego es muy fácil dar consejos, decir que todo se pasa, que hay más gente en el mundo… pero nuestro cerebro cegado de amor no entiende de eso, solo entiende de pasión y de vivir su fantasía.

Es fácil ser consejero de los demás cuando uno no está inmerso en la tarea de desenamorase, le tienes que decir al organismo que te han engañado, que retire la felicidad que te rebosa y meta neuroquímicos, asociados con ese ideal, de sufrimiento, dolor, desesperación nostalgia, añoranza, etc. Cosas que obviamente se ven en una persona desencantada. ¿Podemos ser felices por lo que hemos vivido sin la necesidad de que se repita cada día? ¿Tenemos que ser adictos y dependientes de todo, incluso de la << felicidad>>? Somos como las ratas de laboratorio que cada vez que pulsaban el botón, recibían descargas de dopamina y morían literalmente de orgasmos. ¿Eso es lo que buscamos? O buscamos algo más natural,  no tan ciego, algo que no sea puro hedonismo.

Personalmente lo tengo claro, prefiero menos carga química en mi cerebro; prefiero vivir la realidad de cada instante, ser atractivo e interesante para la persona que me ha elegido y que yo he elegido; prefiero aportar a restar. Para, por lo menos, hacerme insoportable de los setenta y nueve en adelante.

Es curioso, el otro día no sabía que escribiría sobre este tema y le pregunte a mi mujer –si hoy me conocieses en un bar, ¿te volverías a enamorar de mí? A lo que ella me contesto –si te viese en un bar no me enamoraría de ti, porque sigo locamente enamorada de ti…

Curiosamente yo siento lo mismo después de más de veinte años juntos, y aunque, es verdad que no tengo el amor ciego del principio, porque veo sus defectos, si estoy realmente <<enamorado>>. Porque como le digo a menudo <<aunque sé que no te quiero de forma desinteresada, se que te quiero más que antes, porque ahora me gustan hasta tus defectos>>.

Muchas son las personas que sufren por no poder completar sus fantasías con la pareja idealizada, pero también es posible, y es mi opinión, que solo hayan visto la capa del cigarro puro o el envoltorio superficial de dicha persona. Y aunque, ahora sea un gran dolor pasar el <<mono>> de desenamorarse, porque no lo comprendemos y estamos de neuroquímicos hasta el culo, mañana puede que la vida o el destino nos haya hecho un regalo alejando a esa persona de nuestra vida.

Por mi parte, espero no dormirme en los laureles para poder seguir creciendo como persona y que lo que me sobre sea lo que me una más a mi querida Ana, para que al final del camino nos juntemos los dos para sumar no uno, no dos, sino tres… porque si al final, de nuestra vida juntos, sumamos uno o dos habremos empatado o alguien habrá perdido, y ese resultado, desde mi punto de vista, supondrá que habremos desperdiciado gran parte de nuestra vida en pareja. Y eso si que es una pena…

Como dice el refrán: <<más vale solo, que mal acompañado>>.

Gracias por suscribirte y dejar tu comentario.

Anuncios

4 pensamientos en “ENAMORADO DE QUIEN NO ERES…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s