¿PUEDE NUESTRA IGNORANCIA SER UN PELIGRO PARA NUESTROS HIJOS? PART. 1

nuestra ignorancia

Dejar Huella. ¿Puede nuestra ignorancia ser un peligro para nuestros hijos? Parte 1

Debo estar medio loco, porque mi hijo con diecisiete años dejo los estudios. En su momento no supe darle un motivo, de peso, que le hiciera estudiar. Me negué a obligarlo… y lo sigo queriendo más si cabe. ¿Cómo es posible?

Debo estar medio loco, porque aparentemente he dejado a mi hijo sin futuro, no será nada en su vida, lo he condenado a ser un <<pringado de clase E>>, y lo sigo queriendo más si cabe. ¿Cómo es posible?

Debo estar medio loco, por pensar que lo estudios son una pequeña parte en la educación de mis hijos. Que no celebro los aprobados y tampoco celebro los suspensos… y los sigo queriendo más si cabe. ¿Cómo es posible?

Debo estar medio loco, por no hacer caso a los consejos de algunos profesores, tutores y educadores que trabajan bajo moldes y son incapaces, en muchos casos, de mirar un metro más allá de sus narices. Dan como cierto todo lo que han aprendido y transmiten lo que saben casi de forma dogmática, sin pararse en lo que les reportan sus alumnos cada día.  <<La realidad>>.

Debo estar medio loco, porque mido los éxitos de mis hijos sin apenas tener en cuenta sus éxitos académicos, como si no me fuese la vida en ello. Y los sigo queriendo más si cabe ¿Cómo es posible?

En la era del acceso obligatorio a la enseñanza ¿Cómo puede haber padres tan locos como yo que tienen las prioridades en otro lugar que no sea la mera formación académica tal y como la conocemos? ¿Cómo es posible?

Debo estar medio loco, y me siento solo muchas veces, por no creer en la forma en que se enseña a nuestros hijos. Que algo falla es seguro, me puedo apoyar en datos del informe PISA:

El director de PISA, Andreas Schleicher, ha apuntado que en las dificultades de los alumnos españoles no hay diferencias sociales, regionales o por centros, sino que «muchos estudiantes en muchas regiones tienen esos problemas», lo que ha achacado al hecho de que la enseñanza en España «se centra demasiado en la reproducción» de los conocimientos que se adquieren y no en extrapolarlos para resolver situaciones prácticas. En este sentido, ha advertido de que «la empleabilidad no depende solo de recordar lo que se ha aprendido, sino de aplicar las destrezas en la resolución de problemas».

Esto me hace reflexionar con las siguientes preguntas: ¿una educación centrada en la reproducción, es la educación que ayuda a enfrentarse a la vida? ¿Una educación que solo evalúa los conocimientos, sin tener en cuenta si se saben aplicar, le servirá a mis hijos para desenvolverse en su día a día? ¿Qué en su curriculum tengan una licenciatura les garantiza una vida plena? ¿Debo centrar la felicidad de mis hijos en su capacidad de repetir como loros? ¿La buena educación escolar es importante, pero es lo más importante que tengo que aportar como padre? ¿Qué es lo más importante que tengo que hacer como padre por mis hijos?

Esta reflexión que, por suerte, me hice hace muchos años me ha llevado a ser un loco con mis hijos. Hoy en día en una sociedad donde las estadísticas asustan a cualquiera, es importante que nuestros hijos lleguen a la adolescencia no con matriculas de honor, que también, sino sobre todo preparados para enfrentarse a la falta de valores que tiene nuestra sociedad enferma y corrupta.

En estudios recientes sobre juventud en España el 80 % de los jóvenes entre 15 y 24 años dice no haber tenido conversaciones sobre sexualidad en casa durante la infancia. ¿Y qué? no pasa nada, ¿verdad?

Pues, pasa que el número de enfermedades de trasmisión sexual en jóvenes esta aumentado de forma alarmante, como la sífilis, la clamidias, el virus de papiloma humano (que puede derivar en cáncer), la gonorrea y el sida. Se estima que el 80% de los nuevos casos de infección de sida se producen por no tomar medidas de prevención. El preocupante aumento de los embarazos en niñas de 15 años o menores.

El 75,1% de los adolescentes de 14-18 años ha consumido alcohol alguna vez en su vida 6 de cada 10 adolescentes, se han emborrachado alguna vez en su vida y 1 de cada 3 lo ha hecho en los últimos 30 días.

El consumo de marihuana en edad escolar ha sufrido un fuerte aumento, que subió de un 19,5% a un 30,6% en el mismo período del año anterior al reciente estudio.  De acuerdo al informe, la percepción de riesgo, por la marihuana, entre los jóvenes cayó de un 48% en 2011 a un 21,1% el año 2013, disminuyendo el temor de éstos por probar esa droga.

¿Qué está pasando? ¿No estamos en el mundo de la formación? Nos estamos desviando un poco del camino pensando que sabiendo los ríos, ecuaciones, literatura, etc. es suficiente formación para saber vivir ¿Estamos los padres formados para aconsejar, prevenir y ayudar en los riesgos de una juventud en verdadero peligro? ¿Sabemos los adultos cuales son los riesgos del alcohol en adolescentes? ¿Qué sabes del Sida, la sífilis, la gonorrea, papiloma humano, etc. que son las enfermedades que están despuntando en los adolescentes?

Quizá, nuestra ignorancia sea el primer peligro para nuestros hijos. Repetimos como loros <<no hagas esto o lo otro que es malo>>, pero ni siquiera sabemos por qué es malo, o cómo y en qué afecta al adolescente para poder darle una explicación. Los expertos dicen que la información esta, que solo falta la formación, pero ¿Quién y donde le damos esa necesaria formación a nuestros hijos?  Los del cole dicen que es cosa de los de casa y los de casa dicen que para eso están los del cole. Lo que es <<realidad>>, o por lo menos los números así lo dicen, es que entre los dos la casa sin barrer.

Como es posible que con toda la cultura que tenemos cometamos un error de base tan grande. El olvidarnos de formar personas. ¿No estaremos empezando la casa por el tejado? creando personas llenas de conocimientos, en su mayoría conocimientos vacíos y de poca aplicación. ¿Puedo ser un ingeniero integro, si no soy una persona íntegra? ¿Qué debemos de asegurarnos de formar primero a la persona o al profesional?

Me comentaba una persona muy querida que lo importante con los hijos era avanzar… le pregunte ¿que significaba avanzar? y todavía no he tenido la respuesta. ¿Sera sacar los estudios? Pues, me imagino que en una clase no suspenden el 75% de sus alumnos y sin embargo el 75 % ha probado el alcohol… ¿Y qué? No pasa nada ¿verdad? Qué pena que la<<realidad>> de los hechos, contrastados, diga que pasa y mucho. <<El cerebro de los adolescentes es especialmente vulnerable a los efectos del alcohol. En los últimos años, numerosos estudios científicos demuestran la asociación del consumo de alcohol y el daño cerebral en los adolescentes>> la fuente es el Ministerio de sanidad. Después de todo esto sigues pensando que las notas son el marcador fiable de una sociedad sana.

Por desgracia, pensamos que lo establecido y aceptado es lo correcto. Por ejemplo: como el alcohol no esta mal visto, no perjudica. Una copa no conlleva riesgos… ¿Y beneficios? sobre todo para un adolescente.

Cerrare la primera parte del post con una frase de Jiddu <<no es síntoma de buena salud estar bien adaptado a una sociedad enferma>>.

Dejar comentarios de vuestra reflexión y los tendré en cuenta en la segunda parte del post. Sera un placer aprender…

Anuncios

8 pensamientos en “¿PUEDE NUESTRA IGNORANCIA SER UN PELIGRO PARA NUESTROS HIJOS? PART. 1

  1. Bla bla bla todo muy bonito pero no dejan de ser solo palabras. La realidad es bien distinta si no tienes estudios no te dan trabajo y sin trabajo no puedes cogerr experiencia que tb se pide, es el pez que se muerde la cola. Cuando rellenas un curriculum ¿que pones en el apartado de estudios? Hoy en dia en esta sociedad que nos toca vivir eres un cero a la izquierda (por desgracia). ¿Quien ha dicho qe no es compatible los estudios (no es necesario ser un cerebrito) con ser buena persona, ser solidario, tener valores etc se puede tener de todo un poco. A los hijos los queremos independientemente de si estudian o no, los queremos con sus defectos y virtudes pero si estudian mejor… Pero no para nosotros si no para ellos y su futuro. Pero bueno esto no es blanco o negro hay mas colores…

    • Tienes razón, para mucha gente son solo palabras, para otras no tanto. Seguro que conoces a mucha gente con estudios sin trabajo y a mucha gente con trabajo sin estudios… Nadie ha dicho que estudiar sea malo, para mi lo malo es que estudiar este por encima de la misma persona.

      Por otro lado, yo soy sociedad y sólo consideró CERO al que no aporta nada a los demás o incluso les resta, y de esos hay muchos con muy buenos estudios y muy bajos valores humanos.

      Siento no coincidir en tu opinión, los valores escasean más que los estudios y así está el mundo, corrupto. Menos estudios y más honestidad, solidaridad, generosidad, etc. No es incompatible, pero si tengo que elegir (que no es mi función), me quedo con los valores. Mi responsabilidad es dejar buenas personas para el mundo, el futuro de mis hijos que lo elijan ellos. El resto, para mi, son sólo palabras…

      La paleta de colores es muy amplia, lo bueno es que cada cual elija la suya, y respete los colores de los demás incluidos los de los hijos.

      Gracias por tu comentario.

  2. TEngo que decir poco a lo dicho por tu esposa, Benito, pero… qué lamentable que hagamos de nuestra vida lo que es lo correcto para los demás, aún no siendo lo que nos hace felices.
    El ser diferente, el educar diferente y el estar en una minoria tan tan tan exclusiva … no te hace menos valedor de verdades como puños… y es que comprometerse con uno mismo es comprometerse con sus hijos, con su familia con su mundo… asi que.. .me lo pienso, y lo decido… : quiero hacer de mis hijos un hombre y una mujer de bien.. es mi único objetivo en la vida…. lo demás… irá sucediendo…
    hacer que los seres humanos seamos humanos y no replicas… sería lo más conveniente….me apunto a esta nueva fórmula de aprendizaje…
    Pero bien sabemos que iremos en contra de la corriente.. pero prefiero ser Salmón que un pecesito de los miles del mar que no se sabe hacia donde van…. pués están a merced de las mareas…

  3. Vengo de un pueblo muy pequeño de la Sierra de Albarracin y siempre me he preguntado si estaré en el lugar correcto para mi hijo o si estaría mejor sin mayor proporción de “Sociedad enferma”.
    Se que aquí siempre tendrá “más” , más oportunidades tanto académicas como laborales.Pero también estará más rodeado
    de sociedad enferma.

    • En mi opinión lo mejor que podemos hacer para proteger a nuestros hijos, es darles un buen ejemplo de vida. Hablar con ellos es importante, pero no más que escucharles; formarles y darles la opción de que elijan ellos…

      Gracias por tu comentario y mucha suerte

  4. Mi querido amigo, compañero, amante, padre de mis hijos, pilar de mi vida.
    Cada día me sorprendes más, eres una fuente de sabiduría para un grupo exclusivo de seguidores , desperdiciado tu potencial que no llega a tantas familias que pagan a un psicólogo por escuchar lo que tu divulgas gratuitamente.
    Me encantaría que algún día pudieras dedicarte a las ponencias para que más personas puedan disfrutar de tu gran potencial, la palabra escrita.
    Referente a este post, aconsejo a las familias que pongan el tema en sus mesas familiares, que se adelanten y compren a sus hijos las cajas de preservativos y que sin pudor las entreguen a sus hijos , no con el fin de incitarles a usarlos , si no con la intención de hacerles saber que cuentan de la confianza de poder contar con los padres y el que no tenga el valor de exponerlo en público , de poder usarlo con el fin de proteger su vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s