OS ORDENO QUE SEÁIS FELICES…

os ordeno que seais

Dejar Huella. Os ordeno que seáis felices.

Paso el tiempo esperando que algún día un gran acontecimiento cambie mi vida. Cuando debería lograr que cada acontecimiento convierta cada día en una gran vida.

Repito los días, en su mayor parte, como copias escaneadas. Con tanta rutina, tengo la sensación de que el tiempo pasa muy rápido, <<cuánto más mayor te haces,  la sensación de que más rápido pasa aumenta>>. Será porque cuánto más mayor te haces, mejores y más exactas son las copias de los días repetidos.

Levantarme a la misma hora, el mismo desayuno, la misma rutina de trabajo, la misma hora de comer (en el mismo lugar de la mesa), los mismos programas de televisión, e incluso las mismas posturas de hacer el amor… Un hasta mañana esperando que todo sea diferente, aunque, en el fondo sabes que nada cambiara. A veces me digo:

<< IMAGÍNATE:

Levantarte por la mañana e irte a la ventana que tenga la vista que más te guste, abrirla para sentir el fresco del amanecer, mirar al cielo, dar gracias por poder ver un día más y decirte:  <<Hoy serás un poco mejor en todo lo que hagas…>>

Expresar amor a las personas que nos rodean. Antes de desayunar, pasar por las habitaciones de las personas queridas, que tenemos en casa, y sin que se den casi cuenta darles un beso mientras les susurras cuánto las quieres…

Romper rutinas. Desayunar, comer, cenar diferente, otra silla, intentando descubrir nuevos sabores, texturas o incluso apreciar al máximo los conocidos. Aunque, has comido lo mismo muchas veces prestarle atención (no tele, no móvil, etc.) lo cambia todo… Antes de salir dejar una nota en el zapato de tus hijos y esposa, diciendo: <<mi amor por vosotros no os deja meter el pie en el zapato>>

Salir a la calle agradecido de lo que tienes, aunque, no sea nada. Seguro que  podrás sonreír y saludar con gesto generoso, independientemente que conozcas o no. Una sonrisa es el idioma más internacional…

Trabajar pensando que es una labor imprescindible y que tu esfuerzo se verá recompensado, quizá, en última estancia en la satisfacción de otros. Pero sobre todo, en la satisfacción que da ser cada día un poco mejor…

Dejarlo todo para sorprender a los que quieres, estar donde no te esperan, traer lo que no traerías, decir lo que no dirías, abrazar cuando no deberías, reír porque sí…

¿Haciendo esto sería cada día diferente?>>.

Puedo imaginar tantas cosas para no repetir los días… Disfrutando cada momento, los días pasarían despacio. El hoy y el mañana dejarían de existir. Viviría en el ahora <<creando>> cada acontecimiento del día como algo único e irrepetible. Como el que prepara todos los días una fiesta de cumpleaños, una boda, etc. ¿por qué no?

El tiempo es una creación del hombre. Es una medida creada para ordenar ciertas tareas de la vida, para medir distancias. Sin embargo, nuestra mente ha caído en la trampa de querer tener la seguridad del tiempo, de querer continuar, de pensar que el tiempo lo soluciona todo…

Nuestro cerebro ha dejado que el tiempo nos encarcele, con el pretexto de que estamos más seguros repitiendo las cosas que hacemos, alimentándonos de la falsa esperanza de que: <<algún día todo será diferente, “espera”>>.

Me reto cada día a obedecer la orden que leí en un libro cuando solo tenía 15 años:

<<Qué haríais si Dios os mirara a la cara y os dijera: “os ordeno que seáis felices durante todo el tiempo que viváis aquí” ¿qué haríais entonces?>>

Si te apetece deja tu comentario

Anuncios

11 pensamientos en “OS ORDENO QUE SEÁIS FELICES…

  1. Ohú cuanto jaleo!!!. Para ser feliz tengo que pensar en todo eso??!!!.
    Creo que se me pasaria el dia volando jajaja….
    Un beso para los dos “máquinas”…:)

      • Sí lo he observado! Quién no? no puedo evitar mis emociones, aparecen y entiendo que son intrínsecas al ser humano. Cuando siento, estoy viva. Adoro las emociones positivas pero también están algunas negativas normalmente provocadas por el enfado que me produce ver que algunas cosas no son como yo quisiera o que me molestan. Hace tiempo sólo descargaba mi ira ante tales circunstancias dañando a veces lo que más quiero…y dañandome. Hace poco que reflexione que algunas cosas son como son y yo no puedo cambiarlas…o quizá algunas si, pero desde la comprensión y el amor, no desde la ira, pensando que la culpa la tienen los demás, sino haciendo un ejercicio de reflexión para ver como puedo aportar mi granito de arena, como puedo mejorar. Aunque haya hecho esta reflexión, he de confesar que me cuesta horrores no volver a las viejas andadas…pero si de diez consigo tres, al menos he conseguido esas tres…

        ¿Se puede vivir libre de conflictos?

        I have no idea!!. Si llevamos tantos años de humanidad y cada día estamos más en conflicto parece que es harto complicado y la respuesta inevitablemente debería ser que no se puede…

        Pero… yo me niego a pensar que no. Es cierto que las situaciones que nos pueden generar conflicto siempre van a estar ahí porque la vida es como es y nuestras emociones y sensaciones también pero, nuestra actitud ante las mismas es lo que puede/debe marcar la diferencia.

        Quizá todo esto exija un grado de conocimiento personal y autodominio..como decías en uno de tus post: “el que domina a los demás es fuerte, el que se domina a si mismo es poderoso”. Lamentablemente, dedicamos muy poco tiempo a conocernos. Por mi parte estoy en un estadio muy inicial en la materia…

        Y por poner un poco de música…me viene a la cabeza la canción de “Imagine” de John Lennon.

        Un beso para los dos! Que paséis un buen día.

  2. Claro! Vivir en continuo conflicto es horrible…
    Hay muchos tipos y clases de conflictos, algunos no aportan nada o destruyen, otros no deberían ni existir!! pero hay algunos que, si se superan, te hacen crecer, madurar, aprender…Yo hablo de mi experiencia con éstos últimos…que se presentaron sin yo invitarles…pero que entiendo me hacen ser como soy y, valorar…

    Un abrazo y un beso

    • Conflicto por definición no puede aportar nada positivo. Según la RAE

      conflicto.
      (Del lat. conflictus).
      1. m. Combate, lucha, pelea. U. t. en sent. fig.
      2. m. Enfrentamiento armado.
      3. m. Apuro, situación desgraciada y de difícil salida.
      4. m. Problema, cuestión, materia de discusión.
      5. m. Psicol. Coexistencia de tendencias contradictorias en el individuo, capaces de generar angustia y trastornos neuróticos.
      6. m. desus. Momento en que la batalla es más dura y violenta.
      ~ colectivo.
      1. m. En las relaciones laborales, el que enfrenta a representantes de los trabajadores y a los empresarios.

      La sociedad es un reflejo de nuestro interior. No es un ente abstracto que se auto alimenta, cada acción es alimentada por nosotros…

      No somos muchos buscando lo mismo, somos uno buscando lo mismo. Nuestro condicionamiento nos hace pensar que somos individuo. Nuestras elecciones nos enfrentan en lo interno y por ende en lo externo. La libertad que todos buscamos ¿la podemos encontrar mientras estemos enfrentados? Comunismo-fascismo, España-Francia, Rico-pobre, etc. ¿Puede ser un rico libre, mientras exista un pobre? Será esclavo de su propia riqueza y temerá perderla o que se la roben. ¿Se puede vivir libre de conflicto?

      No sirve de nada pensarlo o entenderlo con la razón. Sólo sirve investigarlo y comprenderlo en lo más profundo de nuestro ser.

      Lao Tsé nos dejaba esto tres mil años antes de Cristo

      Todo el mundo toma lo bello por lo bello
      y por eso conocen qué es lo feo.
      Todo el mundo toma el bien por el bien,
      y por eso conocen qué es el mal.
      Porque, el ser y el no−ser se engendran mutuamente. Lo fácil y lo difícil se complementan.
      Lo largo y lo corto se forman el uno de otro.
      Lo alto y lo bajo se aproximan.
      El sonido y el tono armonizan entre sí.
      El antes y el después se suceden recíprocamente. Por eso, el sabio adopta la actitud de no−obrar
      y practica una en sin palabras.
      Todas las cosas aparecen sin su intervención. Nada usurpa ni nada rehúsa.
      Ni espera recompensa de sus obras,
      ni se atribuye la obra acabada,
      y por eso, su obra permanece con él.

      Un fuerte abrazo!

      • Vaya! Joe con Lao Tse, pero no sé si lo entiendo bien porque si “el ser y el no−ser se engendran mutuamente. Lo fácil y lo difícil se complementan.
        Lo largo y lo corto se forman el uno de otro.
        Lo alto y lo bajo se aproximan….”, ¿por qué lo negativo (el conflicto) no puede conllevar lo positivo?

      • Efectivamente lo negativo engendra lo positivo y viceversa… Pero el matiz es, que lo negativo no es el conflicto, ni lo positivo tampoco. El conflicto es la misma división entré lo positivo y negativo.

        ¿Has observado esto en tu interior alguna vez? Este conflicto entre querer o no querer algo, entre ser o no ser algo y hacer lo contrario o ser lo contrario de lo que deseas.

        Cualquier acción que crea división, inevitablemente genera conflicto. Y en conflicto no se puede ser libre (psicológicamente) de sufrimiento.

        Investigar y profundizar en este tema por uno mismo, es una labor que cada uno tiene que hacer. No sirve lo que dice Lao Tse. Entender las palabras no es entender el hecho. Entender la palabra mar, no es el mar…

        ¿Se puede vivir sin conflicto? Aquí tienes deberes…

        Mil gracias, un abrazo.

  3. En mi opinión la rutina no es mala. Yo al menos no la concibo como algo aburrido que se repite como una copia exacta sino como algo que proporciona orden y equilibrio. Por ejemplo, cada día baño a mis hijos prácticamente a la misma hora, luego la cena y antes de acostarse el libro…eso que parece rutinario para mí nos proporciona estabilidad…y yo disfruto tanto de cada momento…que…bendita rutina.

    El quid por tanto está en apreciar cada momento…una comida con mi madre tiene todo el significado del mundo…una conversación con un amigo…andar por la montaña, observar a mis hijos, constatar el milagro de su existencia, abrazar a mi pareja, levantarme y que no me duela nada, reírme a carcajadas con mi amigo-compañero de trabajo, etc, etc.

    Si uno espera que algún día todo o algo sea diferente es porque hay alguna faceta de su vida (trabajo, amor, etc) que no termina de satisfacerse… pero no creo que se deba echar la culpa a la rutina. Lo fundamental en ese sentido es saber que tiene que cambiar para sentirse bien y…luchar por ello con voluntad y constancia.

    Hace tiempo un amigo me dijo…”para disfrutar y apreciar las vacaciones es necesario trabajar” y yo por analogía me pregunto que si para ser feliz y disfrutar lo que se tiene es necesario haber sufrido…

    Un abrazo,

    Noelia

    • ¿Has observado alguna vez a un niño? La belleza de su inocencia, su espontánea creatividad, su libertad de no estar condicionado (no hay bueno, no hay malo, feo o guapo, etc. Sólo actúa por sensaciones, no por criterios), su incansable curiosidad por descubrir todo, su vivir el presente como un acontecimiento nuevo en cada momento (¿crees que planifica su día?), etc. ¿Conoces a alguien más feliz que a ese niño?

      Visto lo visto, Siempre me he preguntado si la educación que conocemos (que nos han dado y damos) ¿amplifica nuestra felicidad innata o la mata? Para crecer, ¿es necesario matar a ese niño feliz?

      Lo que conozco, es que cuanto más mayor me hago menos me parezco al niño feliz que fui. Y más esclavo me siento de mis rutinas, prejuicios, condicionantes, etc. Buscando seguridad y estabilidad en lo que conozco, cuando en la propia vida lo único seguro es que no hay nada seguro. ¿Hasta qué punto la estabilidad es felicidad o libertad (psicológica)?

      La vida de adulto se convierte en el conflicto de lo que deberíamos ser y lo que somos realmente (no debo fumar y fumo, no debo ser envidioso y lo soy, no debo perder los nervios y los pierdo, no debo ser egoísta y lo soy, etc.). Con miedos de todo tipo (al rechazo, a la muerte, a la enfermedad, a lo desconocido, al desprestigio, a la infidelidad, a la soledad, a perder el trabajo, al fracaso, etc.). ¿Se puede vivir sin miedo?

      ¿Puede nuestra mente de adulto vivir libre de conflicto? Lo bueno, crea lo malo y estos opuestos el conflicto… ¿Podemos ver algo como lo ve un niño sin decir: “bonito o feo , bueno o malo”? Yo he observado al niño pararse en lo que le llama la atención, descubriéndolo, mirando cada detalle, etc. Pero nunca le he oído decir: “bonito o feo , bueno o malo”…

      Muchísimas gracias por tu comentario, daría para muchos post…

      Un abrazo

      • Cuanto más mayor me hago, más me alejó de la niña no feliz que fuí…Yo que he sentido desequilibrio, la estabilidad me proporciona paz… y, por ende, felicidad.

        Los conflictos son tan comunes como necesarios para nuestro desarrollo personal. Los obstáculos en la vida representan un desafío que, de ser superados, nos hacen crecer y aprender.

        Hablando de etapas en la vida…, hay una canción de Antonio Vega que se titula “Pasa el otoño” y de la que me gustaría compartir en tu blog la siguiente estrofa:

        “…Atados, manos y pies
        Al corazón que fui fiel
        Ojalá me condenaron a la niñez.

        Pero después comprendí
        Que amar en libertad no era sufrir
        Ojalá me condenaran a compartir.

        Y llego la madurez
        Ideas claras saber lo que quiero hacer
        ojala me condenaran a no volver.”

        No hay errores, hay lecciones.

      • Muchísimas gracias por enriquecerme con tus comentarios y por descubrirme la música de Antonio Vega. No lo conocía.

        Es un placer leerte, aunque, andemos caminos diferentes en este tema.

        Respetó tu opinión, pero No puedo estar de acuerdo con el conflicto. Vivir en conflicto supone renunciar a la verdadera felicidad, al gozo profundo de la vida (confundimos esto con momentos de placer)… Las cosas son como son, la tristeza, la envidia, la ira, la lujuria… existen y hay que observarlas, sentirlas, entenderlas, no huir de ellas entreteniendo nos con otras cosas (estudios, tele, trabajo, sexo, comprar, etc.). Vivir en conflicto por muy noble que parezca la lucha, es vivir sufriendo. Como es adentro (de nosotros), es afuera (la sociedad)…

        Te agradezco de corazón el debate. Seguro que además de aquí, nos veremos las caras con algún café…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s