EL CUENTO DEL AZÚCAR

el cuento del azucar

Dejar Huella. El cuento del azúcar

He creado este cuento para la conferencia que tengo que dar a 300 niños de entre 8 y 14 años en el día del gusto y los hábitos saludables.

El cuento trata de explicar, en forma de historia, las diferentes formas que tienen las grandes empresas, multinacionales o no, de manejarnos poniendo azúcar a casi todo.

Ellos son conscientes de la capacidad adictiva del azúcar, mientras tanto nosotros seguimos en las nubes, en favor de sus cuentas de resultados y en perjuicio de nuestro patrimonio más valioso, que no es otro que nuestra salud y la de nuestros hijos.

Como tantas veces hemos comentado en este blog es más fácil intentar cambiar a los otros que cambiarnos a nosotros mismos, sin darnos cuenta que es nuestro ejemplo el verdadero maestro. Para todos ustedes El Cuento del Azúcar:

Había una vez en una ciudad un hombre llamado Perico de los palotes.  Perico trabajaba en una pastelería que heredo de su padre. La pastelería de Perico era muy conocida por todos los vecinos del barrio, porque hacía unos pasteles y unos dulces con productos naturales muy buenos y muy sanos.

Perico utilizaba azúcar macabo (de caña integral) o algún otro edulcorante natural para endulzar sus elaboraciones. El pastelero no ganaba grandes cantidades de dinero porque los productos naturales eran un poco más caros que los menos naturales. Pero Perico ganaba más que suficiente para vivir feliz, además estaba muy contento porque sabía que estaba vendiendo pasteles que no perjudicaban a sus vecinos.

A Perico le iba todo de maravilla hasta que de pronto llego al barrio otro pastelero que se llamaba Juansoloimportoyo, a éste último le importaban las personas muy poco solo le importaba de ellas su dinero.

Con la única intención de ganar más dinero,  juansoloimportoyo monto una gran pastelería con luces de colores y con grandes expositores en la misma calle donde Perico llevaba muchos años con la suya.

Como este avaricioso pastelero conocía el gran secreto del azúcar refinada y de los efectos que provocaba en el cerebro de las personas, añadía desconsideradamente azúcar refinada a sus pasteles y los pintaba de colores apetitosos para que la gente los encontrara más atractivos y buenos. De esta manera Juansoloimportoyo hacía que las ignorantes madres volviesen una y otra vez a comprarle los pasteles que tanto gustaban a sus hijos, creyendo en la publicidad que difundía el malvado pastelero de sus pasteles con mensajes como:

“Recarga de energía a tus hijos”, “hechos con productos naturales”, “con la cantidad diaria que necesitan de XXX para crecer sanos”, etc.

Por otro lado Perico de los palotes empezó a notar que las personas compraban menos de sus pasteles aunque, eran mucho más sanos. Él se negaba a perjudicar a los vecinos, pues, muchos de ellos además de clientes eran amigos de siempre.

Por un momento estuvo tentado en copiar lo que hacía juansoloimportoyo, de esta manera no perdería clientes y encima ganaría más dinero. Pero como sus valores y las personas estaban por encima del dinero, tomó la determinación de informar a la gente del barrio del por qué no hacía él lo mismo que juansoloimportoyo, advirtiendo a sus amigos de los peligros que esconde detrás de su dulzor la dañina azúcar refinada.

Los vecinos incrédulos (que me parece bien, lo que no me parece tan bien es que no investiguen ni un poco en averiguar qué tiene de cierto), le recriminaban que estaba celoso y que no sabía hacer buenos pasteles, que estaban más buenos los de Juansoloimportoyo.

Con el tiempo Juansoloimpotoyo era mucho más rico y Perico mucho más pobre, solo los que conocían el secreto que guardaba el consumo de azúcar refinada seguían comprando a Perico de los Palotes.

Hasta que con los años los vecinos del barrio empezaron a ponerse malos con enfermedades que antes no existían en el barrio. Perico entonces le recordaba a la gente su advertencia. veréis como el médico os dice que es la toma de tanto azúcar lo que provoca todas estas enfermedades.

Juansoloimportoyo que escucho lo que decía Perico a los vecinos, se dispuso a diseñar un maléfico plan ayudado por su inmensa fortuna. El plan consistía en ir a ver al médico y pagarle mucho dinero para que mintiera a los vecinos diciéndoles que el azúcar era buena y que no era la causante de ninguna de las enfermedades que se le atribuíanque el azúcar no hacía nada malo en el cuerpo, todo lo contrario que nos daba mucha energía y que era bueno seguir tomándola.

El médico por su parte, acepto mentir a cambio todo el dinero que le pagaba juansoloimportoyo y los vecinos ni siquiera se preguntaron: entonces, ¿si no es el azúcar qué es? Por mucho que Perico les decía que antes de la pastelería de Juansoloimportoyo  no había esas enfermedades, nadie le hacía caso.

Los vecinos solo sabían decir que los dulces y pasteles de juansoloimportoyo están muy buenos y eso no nos puede hacer daño, comprando una y otra vez en la pastelería de Juanimportoyo aunque, los que compraban allí enfermaban y morían mucho antes que los que no.

Perico de los Palotes finalmente quedo para mucha gente como un pastelero loco aunque, los que le compraban vivían más tiempo, pero de eso en el barrio nadie se dio cuenta, los vecinos estaban muy ocupados trabajando y visitando al médico.

Este cuento todavía no ha acabado, por eso no puedo saber cuál es su final. Solo sé que en el mundo puede que haya gente como vosotros, que le interese participar en escribir un final feliz para todos los vecinos del barrio llamado mundo desarrollado…

Para que veáis un poco el fundamento del cuento os dejo el siguiente documental. si no podéis verlo entero, dura casi una hora os recomiendo que veáis al menos dos minutos empezando por el minuto 2:40. ¡Es brutal!

Si te apetece deja tus comentarios y sigue el blog es muy fácil…

Anuncios

4 pensamientos en “EL CUENTO DEL AZÚCAR

  1. Cuantos secretos hay en toda nuestra vida??? Alimentaria domestica….
    Debemos ser conscientes de lo que comemos, de como comemos y de quien nos lo vende y a quien se lo compramos…… Una verdad como un templo este cuento…. Porque al final lo honesto prevalece?????
    Quiero ser un pericodelospalotes

    • Si miras a tu alrededor, tv, radio, conversaciones, etc. ¿respiras un ambiente de honestidad? Sé que hay más gente honesta, que corrupta. El problema es que los honestos no hablan de valores que engrandecen a la persona, hablan de corrupción. Y de eso se alimentan nuestros hijos, que serán los futuros presidentes, consejeros delegados, concejales, los que nos paguen las pensiones, etc.

      Lo resumo en una frase que me repito de vez en cuando: “Beni, ten cuidado con lo que comes (pensamientos, creencias, ideas, emociones, etc.)… que será lo que cagues (en base a todo lo que tienes en la cabeza actúas)”.

      Mil gracias por tu comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s