¿POR CUÁNTO VENDERÍAS EL PULGAR DE TU MANO DERECHA?

dedo pulgarDejar Huella. ¿Por cuánto venderías el pulgar de tu mano derecha?

Es día 29 de noviembre de 2014, son las 17:22 horas, y me encuentro en Madrid pegado a una ventana por la que se ve un precioso parque que el otoño ha teñido de dorado.

La tarde es lluviosa y fría, pero emocionalmente me encuentro muy agitado, pasando de las ganas de reír a las ganas de llorar, de las ganas de estar callado a las ganas de gritar, de las ganas de estar sentado a las ganas de correr…

Un aluvión maravilloso de sensaciones recorren mi cuerpo mientras escribo y  escucho La Chaconne de Bach, una de mis piezas favoritas del magnífico compositor.

Qué grande es saber apreciar las cosas pequeñas que cada día tenemos a nuestro alcance y que tan pocas veces valoramos. El simple hecho de poder utilizar mis diez dedos para escribir estos renglones, no lo podría pagar ni con todo el oro del mundo.

Con tanta tecnología, con tanto conocimiento, con tanta ingeniería, etc. todavía el hombre no ha sido capaz de superar la tecnología de la naturaleza creando un simple dedo artificial, con sus sensaciones, con su sensibilidad a la presión, con su precisión y con todo lo que tiene un simple dedo.

Qué afortunado me siento por el simple hecho de respirar, de escuchar, de ver y de sentir lo que toca.

Esta tarde me doy cuenta de lo imbécil que soy cuando me quejo, si poseo, quizá, lo único que no podría comprar con todo el dinero del mundo, mi propia vida. Si no sé valorar una de mis células como algo único, ¿cómo voy a saber valorar a otra persona como a un milagro?

¿Quién es capaz de dar vida a tantos milagros? ¿Cómo no soy capaz de admirarme a cada momento por el mero hecho de estar vivo, de tener todos mis miembros, todos mis sentidos…? ¿Qué más puedo esperar?

Compartir este pequeño texto en mi blog cargado de sentimientos (aunque no se vean) en una tarde tan especial para mí, por diversos motivos, es una forma de dar las gracias a las personas que son capaces de salir a la calle mirando a los ojos de la gente, sin tener que esconderse de decir lo que sienten o mostrarse como son.

Os dejo un vídeo que he visto a lo largo de mi vida miles de veces y que le he puesto a mis hijos en muchas ocasiones que han creído que no podían… Es de alguien que valora mucho lo poco que tiene y que ha sabido superar sus carencias hasta el punto de poseer más que nosotros. IMPRESIONANTE

Este post lo escribo pensando, sin que lo sepa, en una persona muy especial para mí, a la que quiero mucho…

Si te apetece di lo que sientes en un comentario

 

Anuncios

4 pensamientos en “¿POR CUÁNTO VENDERÍAS EL PULGAR DE TU MANO DERECHA?

  1. Juan 8:32 ” y la libertad os hará libres”

    Me alegro de tu tarde agitada. Cuando uno siente está vivo. Y el estar vivo, el ser, efectivamente es un milagro. Yo no había experimentado esto en sentimientos hasta que he tenido a mis hijos. Es cuando comprendí que la vida es un milagro, que mi propia vide lo es y la de los que me rodean, les conozca o no. Curioso es que antes mataba los bichos que me encontraba en casa. Ahora los cojo con un papel y les saco por la ventana, sin matarles , les doy la oportunidad de que encuentren otro lugar donde sean bien recibidos, porqué también aprecio su vida, y quien soy yo para cargarmela en un instante por un pisotón.

    A mis hijos les doy literalmente las gracias por existir. Nunca había agradecido la existencia a nadie. Quiza sea porque hasta ahora estar en el mundo, existir era algo que daba por hecho.

    Recuerdo hace años que mi tía Maria Antonia me dijo que yo no era una persona con suerte…que determinados aspectos en mi vida me habían costado mucho (conseguir el trabajo que quería, conseguir tener a mis hijos.) pero que así luego apreciaba más las cosas. Mi primera reacción ante la desesperación de no conseguir con la inmediatez a la que estamos acostumbrados a conseguir las cosas fue de enfado por su frase, yo no quería tener que apreciar más las cosas! Tampoco me hubiera definido personalmente como una persona sin suerte. He tenido mucha suerte porque aunque he tenido que luchar he conseguido todo lo que quería en la vida. Y efectivamente, lo aprecio mucho. Todos los días me acuesto mirando al cielo y dando las buenas noches a mi tía, agradeciendola varias cosas que me enseñó. Recientemente, en ese deseo de buenas noches también he tenido que incluir a mi abuelo, al que también agradezco muchas cosas.

    Yo no sé hablar de otra manera que no sea con el corazón en la mano. Muchas gracias por tu post porque aunque tú digas que tus sentimientos no se ven, se perciben, laten con tus palabras. Afortunado eres que tienes el don de escribir lo que sientes y por el que haces que tanta gente pueda conectar contigo sin importar el envoltorio exterior.

    Muchas gracias por el video. A uno le deja sin palabras. Cuando pueda se lo pondré a mis hijos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s