¿TE SIENTES MÁS VIVO QUE ANTES, O POR EL CONTRARIO MÁS MUERTO?

te sientes mas vivo o mas muerto que antes

Dejar huella. Te sientes más vivo que antes o por el contrario te sientes más muerto.

¿Has examinado últimamente y en profundidad tus emociones, tus sentimientos, tus actos… en definitiva tu vida interior?

 ¿Recuerdas tu juventud, tus años de descubrir, de aprender, de ilusionarte con cualquier cosa, de no tener miedo a nada, tu primer amor, tu primer beso, tu primer corazón pintado en la libreta… en definitiva vivir?

 Sí echas la vista atrás y comparas: ¿Cómo te encuentras? ¿Te sientes más vivo que antes, o por el contrario te sientes más muerto? Se pasa el tiempo más rápido ¿verdad?

 No lo sabemos, pero sin darnos cuenta hemos cedido el control de nuestra vida a nuestro poderoso inconsciente. Sin darnos cuenta hemos puesto el piloto automático hacia una prematura muerte psicológica.

 Nuestro inconsciente se ha hecho cargo de los mandos de nuestro cuerpo haciéndonos vivir en la memoria, reaccionando a cada situación conforme a las experiencias vividas, repitiendo una y otra vez las mismas emociones. Nuestras neuronas han afianzado sus conexiones privándonos de la verdadera libertad de vivir. Es como cabalgar sobre un caballo que gobierna las riendas, independientemente de los deseos del jinete.

 No somos conscientes pero nos da pánico vivir, descubrir nuevas sensaciones, nuevos sentimientos. Huimos de nuestros conflictos entreteniéndonos con cualquier cosa (arte, música, lectura, televisión, estudios, trabajo, etc.), borrando contactos o rompiendo nuevos lazos…

Creemos que somos nosotros los que elegimos pero nada más lejos de la realidad, nuestras respuestas están condicionadas por lo que ya hemos vivido, por lo tanto, solo nos encontramos seguros no saliéndonos del patrón de repetir en nuestra vida lo mismo una y otra vez.

Si podemos mejorar o no,  no nos importa, estamos encadenados por nosotros mismos a nuestra vida de miedo y sufrimiento.  No somos capaces de iniciar nuestra propia revolución interior, que nos lleve a un nuevo nacimiento psicológico capaz de hacernos libres. Por el contrario, evitamos las situaciones que nos gustan si pueden suponer un riesgo de cambio. A nuestro cerebro programado por la repetición de vivir lo mismo no le gustan los cambios, y por eso nos enjaula en nuestra propia monotonía prometiéndonos miedo y desgracias si desafiamos su control.

Hace poco alguien me pregunto: ¿Qué es la libertad para ti? Me fue fácil responder que la libertad tal y como la concebimos no existe… y lo deje pasar. Hubiese sido complicado en aquel momento decir que las únicas personas libres son las que se liberan de ellos mismos, aunque estén encerradas en cárceles de siete candados y privadas de su propia voluntad movimiento, eso es la libertad para mí.

Eres libre de dejar tu comentario…

***Agradecimiento de fidelidad: Como sabéis últimamente suelo publicar los sábados de mitad y final de mes, ayer por circunstancias no pude publicar y hubo personas que me escribieron extrañadas. Gracias por tanto cariño, yo también os quiero y mucho…

Anuncios

13 pensamientos en “¿TE SIENTES MÁS VIVO QUE ANTES, O POR EL CONTRARIO MÁS MUERTO?

    • Sí respondiese a esas dos preguntas, seguramente tu siguiente pregunta sería ¿cómo lo has logrado? Sí respondiese a esta última pregunta tu forma de buscar la libertad quedaría condicionada por las sensaciones de mi experiencia. Por lo tanto, la misma razón de querer seguir mi experiencia impediría que obtuvieses la tuya propia…

      Quizá la única clave para ser libre, sea buscar la libertad por uno mismo, sin los condicionantes de seguir a nadie, ni los condicionantes de las experiencias de otros.

      Para tener la experiencia no hace falta esperar a mañana…

      • De acuerdo. Aunque tampoco veo que hay de malo tomar como referencua la experiencia de otros…Un amigo hace poco me vino a decir: si ves que a alguien le funciona algo siguelo, copialo o mejoralo. Yo creo que tu hablabas algo así en el milagro japonés…

        No obstante lo anterior, me definirías la libertad? Me harías el favor de decirme que entientes tú por libertad (a estas alturas lo que la RAE diga no lo tenemos en cuenta…jajaja) para cuando la alcance saber que estamos hablando de lo mismo?

      • Es muy complicado expresar con palabras lo que no se puede expresar… he repetido en alguna ocasión, porque era importante recalcarlo, que: “la palabra no es el hecho”. La palabra libertad no es la libertad, al igual que la descripción de ser libre, no es estarlo. Yo distingo dos niveles de experiencias en la vida:

        1- El del conocimiento, que nos sirve para desenvolvernos en la vida. Aquí estaría el milagro japonés y las experiencias materiales del día a día. (Ir al trabajo, educar a los hijos, saber conducir, aprender un idioma, etc). En este nivel se utiliza el tiempo y la progresión como una forma de mejora. Este nivel debería ser la herramienta para vivir únicamente.

        2- El psicológico, aquí no existe la progresión, no existe el ayer y el mańana, no existe seguir a nadie, ni las experiencias de otro… Aquí se encuentra lo que hay.

        Vivimos nuestro día a día de forma tan superficial que no distinguimos los niveles en nuestra mente, mezclandose para crear uno solo. Vivimos intentando acaparar conocimiento, creyendo que con el tiempo mejoraremos psicologicamente. Sin darnos cuenta que cada vez que aprendemos algo, sí no estamos muy despiertos, nos condiciona psicológicamente y ese condicionamiento crea más conflictos, nos hace más esclavos, nos da más sufrimiento, nos hace más desdichados…

        La libertad no tiene senderos para encontrarla, no tiene guías, nadie te puede mostrar el camino hacia ella, ni siquiera la puedes buscar tú, buscarla sería buscar el recuerdo de alguna sensación. La libertad no es un recuerdo, ni se busca, no se encuentra con el tiempo, si haces el más mínimo esfuerzo o pones la más mínima intención por conseguirla ya no eres libre… No se obtiene con debates y opiniones… Aunque se que daría para una sobremesa espectacular, jajajaj.

        La libertad está en nosotros ahora, en este instante y sólo la puedo describir como: ” “

  1. Puede que tengas razón, que en cierta manera sólo nos encontremos seguros repitiendo los mismos patrones una y otra vez.

    Nos da miedo vivir? Descubrir nuevas sensaciones o sentimientos? Yo creo que es una maravilla descubrir nuevas sensaciones, nuevos sentimientos, que te hacen estar feliz, sonreir de un modo distinto al que últimamente uno estaba acostumbrado, habiendo motivos más que suficientes para hacerlo, que te motivan a cambiar algunas cosas que uno cree que no hace bien, que te llenan de energía para sacar tiempo de donde sea para mandar un mensaje de madrugada, leer un libro, etc, cosas que en otros momentos uno pudiera decir que no tiene tiempo o está muy liado o cansado.

    El problema podria estar cuando esas nuevas sensaciones o sentimientos pudieran llegar a dañar a uno mismo o a terceros. En esa esfera, hasta que punto uno es libre, hasta que punto uno puede ser libre. ¿Dónde empieza y acaba la libertad?

    • La neurociencia dice que para cambiar algo de nuestro interior tenemos que pensar mejor de lo que nos sentimos… No te lo creerás pero las personas nos asustamos al descubrirnos un día pensando mejor de lo que nos sentimos. Normalmente, ese mejor pensar provoca un cambio tan grande en nosotros que a veces pone en riesgo nuestra comodidad y nuestro pasar la vida sin más. Descubrir esto nos da tanto miedo de nosotros que nuestro propio cuerpo nos pide que no avancemos y volvamos a repetir lo mismo que hacíamos, convirtiéndonos con los años en muertos vivientes… Que objeto tiene la vida que no sea amar, crear, gozar, aprender, etc. En definitiva encontrar el verdadero gozo (gozo no es placer) de estar vivo, ¡uuuufffff menuda sensación!

      La libertad por definición no tiene principio ni fin. Según la RAE:”Estado o condición de quién no es esclavo”. Por lo tanto para mi no cabe ¿dónde termina mi libertad y empieza la del otro? Para mi es ¿hasta qué punto estoy condicionado para no ser libre? La libertad es infinita sólo cada persona la limita con sus propios condicionantes, creencias, miedos, temores, etc.

      A veces nuestra libertad termina donde empieza nuestro miedo a aceptar o enfrentar ciertas cosas que sentimos o pensamos…

      Copiare tu iniciativa de escribir algún comentario de madrugada a alguna persona que me importé, estoy seguro que será un placer para ella saber que aparece en mis sueños.

      La vida es una oportunidad que no se puede malgastar. Gracias por comentar y mil besos Nowey

      • Yo no me definiria como un muerto viviente…y estoy totalmente de acuerdo contigo que la vida es una oportunidad que no se puede malgastar.

        Si ese mejor pensar provoca un cambio tan grande en nosotros y no lo acometemos, yo creo que no es por falta de libertad sino por falta de valentía.  

        Dices que “gozo no es placer”, sin embargo y ya que a continuación defines la libertad de acuerdo con la RAE, te dejo una de las acepciones que la RAE indica sobre el verbo gozar: “Sentir placer, experimentar suaves y gratas emociones”. A mayor abundamiento te acompaño también lo que la misma apunta sobre el placer: “Goce, disfrute espiritual”. Como ves, en sus definiciones aparecen recíprocamente ambas. Ya me explicarás por qué para ti no es lo mismo.

        Por otra parte, La RAE también señala en relación con la libertad, además de la que indicas: “Facultad natural que tiene el hombre de obrar de una manera o de otra, y de no obrar, por lo que es responsable de sus actos”.

        Y en ésta, yo si encuentro límites al deseo personal del hombre de ser libre… y son no dañar ni a uno mismo ni a terceros.

        Finalmente, (sorry, me sale la vena jurídica) la libertad ilimitada haría imposible la convivencia, por lo que en cualquiera de sus manifestaciones se limita por el ordenamiento jurídico (Constitución, las Leyes, etc,) o por la propia moral de cada uno.

      • Yo tampoco te definiría como un muerto viviente… Pero hay que llevar cuidado para no acabar siéndolo, aunque yo lo soy en muchísimos aspectos…

        Reitero:
        ¿dónde termina mi libertad y empieza la del otro? Para mi es ¿hasta qué punto estoy condicionado para no ser libre? La libertad es infinita sólo cada persona la limita con sus propios condicionantes, creencias, miedos, temores, etc.

        El miedo lo crea nuestra falta de libertad (lo podemos analizar).

        Perdona el lapsus me confundí de palabra quería decir: “dicha” no “gozo” como ves la diferencia se define de por sí…

        Qué objeto tiene la vida que no sea amar, crear, ser dichoso, aprender, etc. En definitiva encontrar la verdadera dicha (dicha no es placer) de estar vivo, ¡uuuufffff menuda sensación!

        Por supuesto, de “libertad” hay muchas definiciones por eso es infinita no tiene principio ni fin. Cada uno se la corta donde quiere con miedos, con condicionantes (leyes, moral, creencias, tiempo, etc) ya nos encargamos los hombres de crear los motivos que nos esclavizan. Las personas libres lo son hasta del tiempo… (Entraríamos en otro tema).

        ¿Has experimentado alguna vez durante un solo segundo la libertad infinita? ¿La libertad en la que se pierde la noción del tiempo, sin condicionantes, ni miedos, etc.? ¿Sabes que aparece cuando estas realmente libre aunque sea un segundo? Sí lo has experimentado sabrás, que la falta de verdadera libertad es lo que hace imposible la convivencia (hablo de la libertad psicológica). No tenemos que confundir la palabra libertad con el mismo hecho de ser libre. Sólo hay que mirar a nuestro alrededor para darnos cuenta que no sabemos convivir, por eso hacen falta tantas leyes, limitaciones, moral, etc. y precisamente en los países que se habla más de libertad (me refiero a algo más profundo que circular por nuestra derecha o parar en un semáforo en rojo).

        Mil gracias por tus comentarios

  2. Aun puedo recordar la primera vez que verdaderamente me senti libre…estaba viviendo una de las mas duras experiencias de mi vida. Curioso que luego fuera toda mi felicidad. Muchas felicidades, hermano!

    • Querida hermana, fuiste una valiente al luchar por lo que sentías, te saltaste lo convencional, lo bien visto y todo lo necesario por conseguir lo que tu corazón sabía que necesitabas… Tanto esfuerzo la vida sólo lo podía premiar con el amor de tu vida. Felicidades a ti por tu tremenda valentía, sabes que te admiro y te quiero muchísimoooo. Mil besos de los míos

  3. ¿Has leído “¿Quien se llevó mi queso?” ?
    Pues yo quiero que me devuelvan mi queso, esta incertidumbre de no saber qué me pasará mañana (laboralmente hablando) me está desquiciando. ¡¡¡Yo quiero mi queso!!! me gustara o no, era MI queso, y ya me había acostumbrado a él.
    Supongo que el que me lea y no sepa de mi “historia” pensará que he perdido un tornillo, pero el que sepa el porqué de mis razones sabrá a qué me refiero con que MI queso me daba libertad, que yo creo que me sentía libre a pesar de mis barrotes, de mis limitaciones, …pero mi gran margen de maniobra me hacía sentir libre, y al fin y al cabo eso es lo que importa, cómo te sientes tú, si te sientes libre ¿qué más da lo que opinen los demás?. Seas o no libre en la realidad.
    Añoro la libertad que me daba mi tranquilidad…

    • Seguro que hay un queso mejor esperándote, no te parezcas demasiado al ratón que se queda buscando su queso en la misma habitación… Tú, yo y muchas otras personas sabemos cuanto vales. ¡Ánimo hay otro gran queso esperándote! Un fuerte beso y abrazo Beni

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s