Cupido no da abasto…

cupido, eros y psique

Dejar Huella. Cupido no da abasto…

Cupido, el Dios del amor, no da abasto. Esta es mi conclusión a la vista de los últimos acontecimientos amorosos que suceden a mí alrededor.

La mitología de los antiguos griegos, que se conoce sobre todo por su literatura basada en relatos de sus Dioses por el 900-800 a. C.,  cuenta la historia de los que quizá sean los personajes más famosos del mundo en cuestiones de amor… La historia entre Eros y Psique.

Es espectacular la devoción con la que se celebra desde hace unos años esta “fiesta”. Actualizada por los romanos después de Cristo, sin duda ayudada por el deterioro del propio imperio, para pasar de un Dios griego (Eros), a un Dios pagano romano (Cupido), para terminar transformándolo la Iglesia en un santo (San Valentín).

Más espectacular es que pocas personas conozcan la verdadera historia mitológica, pues, realmente ha sido la inspiración de mucho arte a lo largo de los siglos e incluso ha sido inspiración para los cuentos más famosos de nuestra época.

El señor Walt Disney saco mucha inspiración para sus fantásticas historias, como Blancanieves, de los relatos griegos.  Haciendo las adaptaciones que todos hemos visto o leído.

Para los que no conozcan la historia de Eros y Psique (la unión del corazón y la mente) daré unas pequeñas pinceladas de la misma antes de terminar de explicar mi conclusión. El relato sigue así:

Eros era el hijo de una diosa llamada Afrodita, la diosa más bella de todas. Psique era una mortal que rivalizaba la belleza de la diosa, haciendo que esta perdiese parte de sus honores en templos y demás sitios sagrados. A pesar de la belleza de Psique, esta no encontraba a ningún hombre que le pidiese matrimonio.

Afrodita (Venus, para los romanos) cansada de la molesta belleza de la mortal, mando a su bello hijo, Eros a deshacerse de Psique, su plan era que le lanzase una de sus flechas para enamorarla  del hombre más feo, cruel y pésimo de los hombres, de modo que no pudiera encontrar en todo el mundo a nadie comparable en desdichas con ella. Eros era el Dios del amor y tenía el poder de disparar unas flechas con las puntas de oro que hacían que te quedases enamorado al instante de la persona a la que estabas mirando en ese momento, y otras con la punta de plomo que hacían que la persona que tenias frente a ti fuese indiferente a tus encantos aunque, tú te quedaras totalmente enamorado de ella.

Cuando Eros vio a Psique por primera vez ella estaba durmiendo. Se quedo tan impresionado de su belleza que mientras la admiraba, de forma accidental se pincho con una de sus flechas de punta de oro, quedando inmediatamente enamorado de la bella mujer… Continuara.

Permitidme hacer un inciso para poner una de las canciones favoritas de mi esposa. Para ti mi amor…

Os estaréis preguntando ¿qué tiene que ver toda esta historia con mi conclusión, de qué Eros o Cupido no da abasto?

Muy sencillo, por el año en que se escribieron estas historias mitológicas el mundo lo habitaban unos 50.000.000 millones de personas, en la actualidad unos 7000.000.000 millones de personas. Es decir, se ha multiplicado la población mundial 140 veces… Pienso que no deberíamos dejar toda la responsabilidad de nuestra felicidad amorosa al niño alado. 

No creo que Cupido nos pueda atender a todos o que su fábrica de flechas de oro tenga una producción tan grande. No lo digo yo, lo dice la división de estadísticas de Naciones Unidas, que sitúa a España en el año 2014 en la parte superior del ranking de países con un porcentaje de tasa de divorcios más alta, por encima del 60%, superada por Bélgica (que encabeza el ranking) con tasas superiores al 70%.

Después de analizar estos datos, yo llego a dos reflexiones:

  1. Si estuviese soltero: Intentaría relacionarme con personas que merezcan la pena, con personas que tengan grandes valores humanos (que hacen para ellos, lo que desean para los demás), personas que se quieran, que se respeten, que se cuiden, que no abusen de vicios, que quieren mejorar, personas que busquen un sentido a la vida y no viven por vivir… Esto lo haría como medida de precaución por si Cupido me lanza una flecha por sorpresa. Rodeado de personas que merezcan la pena, no temería a las flechas sorpresa de Cupido. Seguro que no tendría problema de enamorarme de cualquiera de ellas. Con flecha o sin ella…
  2. Como estoy casado: No puedo vivir confiado en que Cupido alcanzase a mi esposa con la flecha del amor ciego y eterno. Sin embargo, puede que yo sí me pinchara con una de mis flechas, porque la conocí para presentársela a un amigo y al final me enamore yo. Por lo tanto, sabiendo que amo a mi esposa y que Cupido va saturado de trabajo… Lo mejor que se me ocurre es intentar enamorarla todos los días lanzándole mis propias flechas. Con la única finalidad de  mantenerla enamorada, y siendo consciente de que cuando eche sus cuentas (imagino que las mujeres las echan) el resultado sea que le siga mereciendo la pena compartir su vida con la mía. No me confiare demasiado pensando que lo que una vez la enamoro de mi, también la enamorara hoy. Sin duda busco, cada día, las cosas que enamoran a una mujer; porque si algo he aprendido con la práctica de casado (antes no era así), es que Ana antes de MI MUJER, ES UNA MUJER y por lo tanto, aprecia las caricias, los te quiero, los te escucho, los detalles, la libertad etc. como cualquier mujer del mundo… no por estar casada deja de gustarle ser una mujer deseada y halagada.

Hoy día 14 de febrero de 2015, una vez más celebrare San Valentín sin regalarle nada material, lo celebrare trabajando, contento de seguir enamorado de la persona que conocí cuando tenía 20 años y a la que tantas veces le he preguntado:

¿Por qué no te conocí en la guardería?

Ana no te haré un regalo, pero te daré las gracias… Gracias por los hijos que me has dado, gracias por llorar a mi lado, gracias por reír a mi lado, gracias por escucharme, gracias por sacarme de mis casillas, gracias por tranquilizarme, gracias, gracias…       … Gracias por estar ahí todos los días, no solo hoy…

A pesar de mis dudas, puedo empezar a creer que no sólo me pinche con mi flecha, sino que Cupido me alcanzo con una que tenía la punta de oro, porque después de más de 20 años juntos me empiezan a gustar hasta tus defectos…

Te amo Ana.

Puedes dar a me gusta en Face y a seguir en Twitter. También puedes suscribirte y comentar. Mil gracias

Anuncios

Un pensamiento en “Cupido no da abasto…

  1. Hoy es el día de los demás enamorados, para mi es un gran día .
    Porque tenemos trabajo y eso hace que todos estemos motivados por el amor a la empresa.
    Me alegro de que San Valentin sólo sea un día al año , porque eso quiere decir que nosotros tenemos 364 día de enamorados.
    Gracias por hacerme especial todo el año , incluso hoy en la distancia estás en mi mente y en este ratito de desayuno sólo quiero ponerte estas palabras diciendo que te quiero.💋

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s