LA VIDA EN 14 MINUTOS DE MÚSICA

foto cataratas

Dejar Huella. La vida en 14 minutos de música

Hace unos meses, en una de mis habituales noches de insomnio, pulsé el play del reproductor de música que tengo en la mesilla de noche. Siempre lo tengo en modo canciones aleatorias… Aquella noche, intentando encontrar el sueño, el siléncio se rompió con el comienzo de una de mis obras clásicas favoritas, La Chaconne de Bach.

Entre el sueño y la vigilia mi mente divagaba sintonizándose con el sobrio y profundo sonido del solo de violín… En ese estado de paz y de tranquilidad, me pregunté qué podía sentir el gran compositor alemán del barroco para escribir algo tan maravillosamente sutil. Pensé, que brillante forma de expresar sentimientos…

No conseguí saber que sintió Bach cuando compuso esta obra, pero si me sentí inspirado y sumergido en una profunda reflexión sobre la vida…

Mi recomendación es que leas el post y cuando tengas los 14 minutos de calma, es lo que dura la maravillosa obra, la escuches. Si no tienes los 14 minutos puede que la reflexión te guste de por sí… La Chaconne de Bach fue la inspiración.

La vida en 14 minutos de música

El violinista coloca los dedos para que la primera nota sea perfecta, el enamoramiento y el amor crean el ambiente idóneo para que de la nada surja un pequeño grito que da vida a una criatura en forma violín.

El inicio con notas lentas y profundas que lo van cambiando todo, haciendo suponer que nada será igual, mientras, poco a poco, la música crece para ir inundando cada rincón.

De pronto los sonidos lentos y profundos se convierten en una deliciosa melodía que me recuerdan a la infancia, para abocar en el remolino de notas desenfrenadas de la pubertad donde todo cambia de forma rapidísima, y donde sólo lo más audaces pueden sacarle todo el provecho a la vida cuando ésta va a la máxima velocidad.

Después… casi a mitad de obra todo se calma para volverse monótono, con pocos cambios, repitiendo las notas una y otra vez hasta llegar a un pequeño final que roza el silencio, después seguimos vivos pero más muertos, creemos equivocadamente que es la auténtica madurez, para muchos no sigue la obra, se quedan repitiendo y recordando lo mismo durante años…

Pero si no abandonas y no te das por perdido, despacio y con profundidad se marcan notas diferentes que se acentúan para sacar el máximo partido a las ondas sonoras amplificadas por un instrumento maravillosamente afinado.

Cuando parece que se acaba la vida como la obra, el violín renace en una más calmada pero marcada juventud que a pocos les llega por miedo a equivocarse o por miedo a romper la monótona melodía de una vida absurda, pues, convirtieron la pequeña pausa a mitad de la obra en su cárcel psicológica o el fin de la misma creyendo que toda la verdad se puede ver con el tiempo.

Después de ese revolucionario y excepcional renacer en la madurez de la obra, donde pocos llegan con los ojos realmente abiertos se aproxima la serenidad de saber que todo está acabando, sin dramas, porque has sacado todo lo que has podido de cuatro cuerdas y un trozo de madera barnizada creando el milagro de una auténtica y exclusiva obra maestra…

Solo nos resta llegar a la última nota, que también forma parte de la obra, no con pena, todo lo contrario, con la dicha de saber que cuando apareció la primera nota creaste la última, pues, sin el sonido de esa última nota jamás se oirían los aplausos…

Poca gente tiene la destreza de ejecutar una obra tan complicada de forma tan magistral, al igual que poca gente vive una vida plena, que no lo ate a repetir, casi sin sentido, las primeras notas de su obra de vida.

Lo que sí es seguro es que los que mueren sin acabar su obra dejándose llevar por los sonidos de otros, no reciben los aplausos más importantes de todos, los de su propia alma…

Puedes dar a me gusta en Face y a seguir en Twitter. También puedes suscribirte y comentar. Mil gracias

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s