MAMÁ NO SOPORTO VERTE TAN TRISTE…

no soporto verte tan triste-01

Dejar Huella. Mamá no Soporto Verte tan Triste…

Mamá no puedo soportar verte tan triste, mi pequeño corazón que casi siempre estaba alegre lleva llorando algún tiempo de incomprensión y soledad.

¿Qué te pasa mamá? Sí soy yo, tu hijo, aquel que tanto has abrazado, besado y querido. No te entiendo mamá, ahora ya no sonríes tanto conmigo…

¿Qué ha cambiado en mí para que ahora todos me echen la bronca, me digan que no sé hacer nada bien e incluso que soy malo? ¿Cuál es mi pecado?

Lo siento mamá pero esta noche no me puedo quedar dormido como antes, porque cuando cierro los ojos me aparece tu cara de enfado, con tus gritos y tus ojos tristes. Echo de menos esos fantásticos cuentos que tantas veces no te he dejado terminar porque los que yo me invento son mejores.

Mamá desde que me llevaste a ese cole que decías que era tan chulo, todo ha cambiado para nosotros. Recuerdo que tu enfado empezó por pequeñas tonterías que alguien que no conoces de nada te contaba de mí.

Esa persona te contó que yo era muy listo pero que no sabía colorear, que no me esforzaba en no salirme de una estúpida raya que marca la diferencia entre yo y mis compañeros.

Al principio no entendía por qué era tan importante no salirse de esa raya mamá, ahora lo sé perfectamente, aunque, solo tenga 5 o 6 años. No soy tonto…

Entiendo lo que me dicen, aunque sea de malas maneras, el motivo para que no me salga de la raya es para que tú no estés triste. Y que esa o ese que apenas conoces no te vuelva a llamar a través de una nota en mi arrugado cuaderno, que tantas veces no sé donde he dejado.

No soporto verte triste mamá y menos conmigo, yo te quiero con locura y te prometo que he hablado con cada uno de mis dedos para rogarle que cuando coloreo, sobre cualquier raya, intenten no salirse, “apreeeetoooo el lápiz muuuy fueeerte” contra el papel  intentado que  a través de un estúpido trazo veas cuanto te quiero y cuanto quiero que me devuelvas una pequeña de tus grandes sonrisas, cuanto deseo tenerte contenta.

Hoy mamá no puedo dormirme porque, mi brazo no me escucha, te aseguro que hablo con él tantas veces como tú hablas conmigo, y lo odio porque me aleja tanto de ti, que tus besos ya no son tan fuertes… “maldito brazo de mierda”. Aunque me salga de la raya, TE AMO MAMÁ, te lo prometo.

Hoy me he ganado otra regañina de los desconocidos que solo nos quieren tener callados, sentados y haciendo tonterías que no sabemos que utilidad tienen.

Ellos me dijeron que estaba despistado mirando por la ventana mientras explicaban algo muy aburrido, no es verdad mami, estaba muy atento a ver si pasaba el avión que tanto me gusta ver pasar, yo de mayor tendré mis propios aviones.

¿Sabes otra cosa que no has visto mami? Cuando salimos al patio y nos dan una pelota para que la encestemos en un aro con red, yo soy el que más salta y mi brazo me hace mucho caso en esto que le gusta, ahí “soy el mejor”.

A veces me aburro mucho en ese cole y me levanto a hacer alguna gracia y la maestra dice que me porto muy mal, pero no es verdad, todo el mundo se ríe mucho conmigo y eso no es nada fácil, ¿sabes por qué? Porque lo hago sin romper nada, sin herir a nadie, solo pongo caras muy raras, que a ti no te pongo por miedo.

Hoy me has vuelto a regañar porque he derramado de nuevo la leche y me he manchado la camisa. Siempre me pasa por lo mismo, me descuido mirando lo que hace la luz que tenemos enfrente y que baja de una forma muy extraña. Te prometo mamá que algún día yo sabré porque hace eso la luz… solo me tienes dejar pensar sobre ello, ya aprenderé a leer cuando lo necesite, no te preocupes.

Me siento triste porque me dicen que no sirvo para nada y que no seré nadie en la vida, que nadie me querrá  cuando sea mayor ¿tú sí mamá, verdad? y yo salgo huyendo con mis veloces piernas, porque soy el que más corre de todos los niños…

Mamá no puedo dormir esta noche, porque tus besos no tienen el calor de antes, tus abrazos no son tan fuertes y cuando dices mi nombre ya no suena con tanto cariño la mayoría de las veces ¿dime que he hecho mal, para que lo pueda cambiar? Si me has llevado a la piscina para que queme mi energía y soy el más rápido, si se cómo funcionan cosas que otros no saben cómo funcionan, si se como cambiar el mundo y lo haré… tan solo necesito que me dejéis pensar de pie una vez más.

¿Tan importante es lo que te comentan los señores de las notas en mi cuaderno? Tanto como para yo sentir que no me quieres igual, aunque, en el fondo de tu ser mueras por mí.

Mamá despierta para que yo pueda dormir seguro de que me estas protegiendo. Tan solo tengo unos pocos añitos pero ya se lo que quiero, TE QUIERO A TI MI AMADA MAMI.

Doy cada uno de mis sueños para que cuando me lleves a la cama me digas: “buenas noches mi amado hijo, gracias por tirar la leche cada día, gracias por salirte de la raya cada día, gracias por pensar moviéndote, gracias por ser como eres, gracias por tener TDAH, gracias por tu dislexia, gracias por ser movido e inquieto, gracias por mirar por esa ventana, gracias por no hacernos tanto caso…

Gracias mi querido hijo:

Mi nombre es cualquiera, pero tambien…

Steve Jobs – Cofundador y presidente ejecutivo de Apple

“Mis padres me entendían. Sintieron una gran responsabilidad cuando advirtieron que yo era especial. Encontraron la forma de seguir alimentándome y de llevarme a colegios mejores. Estaban dispuestos a adaptarse a mis necesidades”. Dice de su profesora Teddy: “Ella se convirtió en uno de los santos de mi vida”

Jim Carrey – Actor

Atribuye su carácter de `payaso loco` a su TDAH. Consiguió camuflar sus dificultades siendo el payaso de la clase, ya que le resultaba muy difícil ser él mismo.

Michael Jordan – Jugador de la NBA

`Puedo aceptar fallar, todo el mundo falla en algo, pero no puedo aceptar no intentarlo`, `No puedo dejar de moverme y no puedo estar sin hacer muchas cosas`. `Los doctores y los profesores le dijeron a mi madre que yo no podía hacer nada. Simplemente no podía concentrarme. ¡Se equivocaron!`.

Michael Phelps – Nadador medallista olimpico

Para él la natación es una manera de hacer frente a su TDAH. Con apoyo y alabanzas continuas consiguió el aliento que necesitaba para conseguir sus medallas de oro.

Sir Richard Branson – Fundador de Virgin

Su TDAH no le ha impedido ser dueño de una gran compañía aérea. Es la prueba viviente de que gente con TDAH es un 300% más probable a crear su propia empresa. Puso en marcha su propia revista cuando solo contaba con 16 años.

Will Smith – Actor

En su adolescencia era siempre `el niño divertido que tenía problemas de atención`. “Yo era un estudiante de notables cuando podía haber conseguido sobresalientes Clásico alumno de bajo rendimiento”. “Era duro para mí leer un libro entero en dos semanas.”

Bill Gates – Cofundador de Microsoft.

Bill era niño que hacía un montón de preguntas, siempre perturbaba a toda la clase y tenía el hábito de leer por delante de su clase. Fue deficiente en los estudios y tuvo que abandonar la Universidad de Harvard.
Bill tenía grandes sueños y siempre soñó con ir a lo grande con sus ideas en algún momento de su vida y lo demostró. Hablando de sus grandes sueños, dijo: “Realmente tuve un montón de sueños, cuando yo era niño, y creo que una gran cantidad de ellos surgieron del hecho de tener la oportunidad de leer un montón”.

Usain Bolt – Atleta

Declaraciones de su padre: Fue complicado educarle por que según el doctor era un niño hiperactivo. Siempre moviéndose y sin parar de saltar. Con el paso del tiempo se fue tranquilizando. Cuando le veías correr te dabas cuenta que tenía talento para ello.

Luis Rojas Marcos – Psiquiatra

`Sí. Yo era un niño muy travieso. Con 6 y 7 años solía correr por los tejados de las casas. Los vecinos llamaban a mi madre y le decían: « ¡Mira quién está por ahí!». Era un niño diferente y esa diferencia estaba en la cantidad de energía que tenía y en la incapacidad para controlarla y, claro, a esa edad lo llevas de un modo que tu entorno no acepta. Además a eso hay que sumarle la impetuosidad, lo que provocaba que interrumpiera constantemente a los demás. Era inagotable. Yo antes de que el profesor hiciera una pregunta ya tenía la mano levantada. Y también estaba esa distracción continua que no te dejaba concentrarte y te hacía moverte de un lado a otro, hablar… Pero antes de conocerse el trastorno eso era ser un niño malo.`

Louis Pasteur Científico

 “se le calificó de mediocre en química cuando estudiaba en la Universidad”

Thomas Edison Inventor 

“sus profesores decían que era demasiado estúpido como para aprender nada”

Albert Einstein – Físico

“no habló hasta los cuatro años, y hasta  los siete no aprendió a leer”

Puedes dar a me gusta en Face y a seguir en Twitter. También puedes suscribirte y comentar. Mil gracias

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s