¿POR QUÉ NOS CUESTA TANTO FELICITAR LOS ACIERTOS?

dejar huella

Dejar Huella. ¿Por qué nos cuesta tanto felicitar los aciertos?

Es muy común encontrarnos en situaciones donde se nos valora únicamente por nuestros fallos. Parece un deporte nacional sacarle fallos y defectos al trabajo de los demás.

Que rabia nos da cuando estamos haciendo algo con todo nuestro empeño y nos sacan el pequeño fallo que se nos ha pasado por alto, sin que nos mencionen absolutamente nada de todo el trabajo bien realizado. Lo significativo es que a pesar de la rabia que nos da que nos lo hagan, nosotros hacemos lo mismo en cuanto tenemos la mínima oportunidad.

¿Por qué nos cuesta tanto felicitar los aciertos? Nos han enseñado a poner un 9’9 de nota para que no nos confiemos, como si de verdad esa décima fuese el revulsivo motivador de seguir estudiando o trabajando con más ímpetu, ¡por favor…!

¿Has reflexionado…? ¿Por qué sacamos el pequeño fallo entre una gran cantidad de aciertos y no sacamos el pequeño acierto entre una gran cantidad de fallos?

Estoy plenamente convencido de que a ti no te gusta que te feliciten por las cosas que haces bien, seguro que si eres una buena cocinera y te has esmerado en preparar tu mejor plato, no agradeces un: “Está riquísimo, que buena mano tienes…”.

Es mejor un: “Está bueno, pero se puede mejorar”. Tócate los huevos un poquito cuando puedas a ver si así mejora…

El otro día un hombre que fue torero me decía: “Beni yo las críticas las escucho en el albero con el toro delante, desde la barrera todo el mundo sabe de dar capotazos”.

Querido lector, te invito a hacer magia cada día repitiendo sinceramente a las personas que están a tu cargo una frase tan simple como cualquiera de estas: “Buen trabajo”, “te felicito por tu esfuerzo, al final conseguirás el objetivo”, “Al trabajo le falta un poquito para estar correcto, pero se nota tu esfuerzo y tu voluntad de hacerlo bien. Te felicito por ello, el resto es cuestión de práctica”.

Otra sugerencia, es que si tú eres víctima y nadie te las dice, te las puedes repetir a ti mismo. Vivir en la angustia de ver solo nuestros errores no nos ayuda a nosotros, ni a los que nos rodean.

En el tema de la educación de nuestros hijos es esencial disfrutar del más mínimo indicio de esfuerzo por mejorar (ni siquiera digo disfrutar del resultado, ya llegará), no solo de los niños, sino también nuestro, o… es que acaso, nosotros mismos no somos personas con corazón.

Generar un movimiento optimista en la familia con refuerzos constructivos es sentar los pilares para construir personas capaces de cometer y permitir errores propios y de los demás. Personas con la sana autoestima de recibir y aportar críticas basadas en puntualizar y valorar un hecho mejorable, con la intención de enriquecer el crecimiento más humano de las personas, en lugar de devaluar a las personas por un hecho puntual. Convertir un error en un juicio personal deja, a la larga, una cicatriz muy profunda en el ser.

Permitir el error en nuestros hijos y en nosotros, es construir personas seguras, con iniciativas, con espíritu de mejora y capaces de discernir entre una tarea mal realizada y el sentimiento de ser una persona derrotada e inútil.

Felicitar los errores es animar a las personas a que lo vuelvan a intentar, ¿hasta cuándo? Hasta que ellos mismos se sientan orgullosos de su trabajo y sus resultados.

Como padres debemos reprogramarnos para un lenguaje positivo y constructivo, no poniendo ni dejando que nuestros hijos se cuelguen etiquetas que cargaran toda su vida como su verdad, pues, como hemos repetido muchas veces en dejarhuella.org nuestro cerebro no distingue entre lo que cree y lo que sucede realmente, es más, nuestra realidad se basa en nuestras creencias…

Os dejo un vídeo, no con la intención de realizar nuevos condicionamientos, sino con la de replantearnos todos los que acarreamos… “El mundo está en nosotros”.

https://youtu.be/cV9kw4NoPRE

Puedes dar a me gusta en Face y a seguir en Twitter. También puedes suscribirte y comentar. Mil gracias

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s