LECCIÓN DE VEGA Y SU RANA…

Vega y rana-01

Dejar Huella. La lección de Vega y su rana…

Había una vez… un pueblo, donde vivía una pequeña y linda niña. Ésta parecía igual que los demás niños, sin embargo, sus juegos la hacían diferente…

Un día los profesores de su colegio llamarón a su madre, para decirle que la pequeña no se relacionaba con los compañeros, que los minutos de descanso del recreo se los pasaba totalmente sola, parloteando y metida en las jardineras que adornaban el patio…

—¿Qué haces aquí Vega? —le preguntaban sus profesoras— ¿por qué no estás jugando con tus compañeros?

—Porque estoy buscando bichos. —Contestaba ella.

—¿Para matarlos? —replicaban las tutoras.

—No maestra, para hablar con ellos y cuidarlos.

Lo curioso del caso, para el asombro de profesores y de la madre, fue que al cabo de un tiempo los compañeros de Vega acabaron metidos en las jardineras buscando bichos para cuidarlos y hablar con ellos.

Vega tuvo la capacidad de llamar la atención de otros pequeños, fomentando una ola de sensibilidad hacia mariquitas, bichos bola, lombrices, etc. El juego no es divertirse cazando, es divertirse aprendiendo y cuidándolos.

Ante este amor por el mundo animal, uno de los tíos de Vega le regalo, en un tarro de cristal, una rana que se había encontrado en uno de los estanques cercanos a su trabajo. Vega se volvió loca de alegría y rápidamente le compraron un hogar a su pequeña rana.

Con el paso de los días y los cuidados exquisitos de la niña, la rana fue creciendo hasta el punto de no poder vivir dentro de su habitáculo, por lo que, la familia se tuvo que enfrentar a una dolorosa decisión.

—Vega la rana ya no puede ser feliz en un espacio tan pequeño —le decía la madre— tenemos que liberarla en la naturaleza para que pueda vivir como se merece…

—Mamá, pero es que yo quiero mucho a mi rana —contestaba la dolida Vega— la saludo antes de irme al cole, cuando vengo del cole vengo a ver cómo está y no deseo soltarla en el campo. Si hago eso no la volveré a ver…

—Te entiendo Vega, y para mí también es doloroso pero debemos pensar en el bien del pequeño animalito, no en lo que nosotras deseamos…

—Tienes razón mamá, aquí ya no puede estar bien, tenemos que liberarla.

Fue entonces cuando la familia de Vega, tomó a la rana para buscarle el estanque más bonito de la zona y con mucho cuidado dejarla en libertad. No sin la conmovedora despedida de la pequeña Vega.

Con lagrimas en los ojos y la voz entrecortada daba su adiós, “Lo siento, amiga rana, yo te quiero mucho, pero es que te has hecho muy grande, y ya con nosotros no puedes ser feliz. Sé que nunca te volveré a ver, pero, no te olvidare jamás. Te quiero tanto, que no me queda otro remedio que dejarte marchar, gracias por todos los buenos momentos que hemos pasado juntas. Te quiero mucho amiga rana”. Liberándola, no sin dejar de llorar el dolor de la despedida.

Los padres ante tan conmovedora escena, decidieron regalarle un pequeño hámster, que se llama Roboroski, y una pequeña perrita, que se llama Bolinga.

Ahora todas las mañanas, la pequeña Vega, antes de salir a su cole se despide con un: “Hasta luego Roboroski, Hasta luego Bolinga, Hasta luego Lula (una tortuga que perdió) Hasta siempre Rana…”.

Este pequeño cuento, tiene cara, nombre y apellidos. Vega existe y su historia es tan verdadera como los lectores de este blog.

Vega a su corta edad ha aprendido, y sobre todo nos puede enseñar, lo que es el verdadero amor. Estoy seguro que muchos de nosotros guardamos “ranas” que deberíamos haber soltado hace tiempo y que por nuestro interés y no por la felicidad del otro todavía conservamos.

La generosidad incondicional, no por eso no dolorosa, por su pequeña amiga, hizo que ésta tuviera la posibilidad de una vida más plena sin depender de Vega.

Gracias por la gran lección pequeña Vega, has demostrado que de verdad amabas a tu compañera de alegrías. Seguro que será feliz y te recordara con el amor que la trataste…

Colorín, colorado este cuento se ha acabado.

Puedes dar a me gusta en Face y a seguir en Twitter. También puedes suscribirte y comentar. Mil gracias

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s