NOS CASAMOS PARA SER FELICES…

nos casamos-01

Dejar Huella. Nos Casamos para Ser Felices…

¡Cuántas veces ponemos nuestra felicidad en manos de algo ajeno! Con la negligencia de pensar que pocas de las variables que llevan al éxito dependen directamente de nosotros.

¡Qué ingenuos somos al creer que podemos conseguir la felicidad con algo externo…! Un ejemplo claro de esto es el MATRIMONIO, nos casamos para ser felices y ese es un error de principiante que se demuestra cada día de forma estadística. Son esos números los que exponen duramente que el matrimonio tal y como lo conocemos no es la vía que nos llevará a la tierra prometida.

Cambiemos un poco el principio a ver si nos resulta más lógico, razonable y sobre todo menos arriesgado comenzar por otro lado, pues, entre otras cosas la perdida será más discreta. ¿Qué tal si nos casamos ya siendo felices? Y tenemos como objetivo fundamental no que otro nos haga felices, sino que se llene de nuestra GRACIA todo lo que tocamos a nuestro alrededor.

No quiero ser aguafiestas de nadie pero, por favor, ¿cómo confías en otra persona para que te haga feliz? Si ni siquiera, seguramente, es capaz el otro de hacerse feliz a sí mismo…

¿No os parecer que vivimos en un mundo lleno de fantasías? Alrededor de tanta ilusión hay un gran negocio que vende imágenes de felicidad, donde los protagonistas son nuestra autoestima, nuestro valor como personas, con un hipnotizante empuje social hacia el sueño roto de la decepción.

Yo pienso que el amor puede ser ciego, pero el matrimonio no debería serlo tanto. Es más una cuestión de hacer los deberes nosotros, NO de que los haga nuestra pareja por nosotros.

Yo que llevo 23 años viviendo con mi pareja, lo único que le pido es que, por favor, haga todo lo posible por crecer y buscarse su felicidad interior… para que luego, si  le apetece, lo que le sobra lo comparta conmigo, más que nada, porque yo intentaré hacer exactamente lo mismo. No como una obligación, no como un compromiso, sencillamente como una simple y gran opción.

Despertemos de una vez, dejemos de ir a llenar nuestro cántaro vacío a pozos secos… llenemos nuestro corazón de dicha, de paz, de amor para que se desborde en forma de gotas de comprensión, empatía, ternura, cariño con todas las personas a las que tocamos.

El que aparezca la verdadera pareja será la magia inexplicable de una inteligencia que todo lo puede. Una inteligencia que no vive de los sueños, ni vive del amor, simplemente vive en el amor… y lo que Dios une de verdad, jamás lo ha separado ningún hombre…

Puedes dar a me gusta en Face y a seguir en Twitter. También puedes suscribirte y comentar. Mil gracias

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s