NUESTROS PENSAMIENTOS NOS ARRASTRAN…

niño dejar huella

Dejar Huella. Nuestros pensamientos nos arrastran…

Vivimos la vida “pensado” que debemos estar todo el tiempo vivos, cuando la vida no es más que un vivir sin sentirnos atrapados en la jaula del pensar…

Nuestros pensamientos nos arrastran. Basados en las creencias de generaciones anteriores creamos las nuestras, a la vez, que donamos las nuestras a las futuras para que creen las propias; todas provenientes del origen común del miedo a sufrir y a la muerte.

Si lo reflexionamos en profundidad, observando con atención y alerta nuestros pensamientos, nos daremos cuenta que el sufrimiento no es más que un pensamiento…

El hecho de cualquier cosa que nos acontece, en nuestra vida, no es más que una experiencia de la que si somos conscientes nos ayuda a romper las paredes de nuestras propias limitaciones.

Solo cuando aparece el recuerdo de experiencias pasadas o creencias, nos hacemos presos voluntarios quizá, inconscientes de la decisión, de nuestros pensamientos y ahí empezamos a sufrir por ellos.

¿Qué es un abandono amoroso? ¿Qué es un dolor? ¿Qué es cualquier cosa que nos pasa en la vida?

Si lo vivimos con la intensidad de la vida, con la consciencia puesta en el hecho, sin el miedo a vivirla… será una experiencia intensa pero anecdótica, pues, sabrás que tu vida no está limitada a tu percepción y que tu percepción, no limita tu vida.

Incluso la muerte es un pensamiento. Pensamos que morimos y desaparecemos y tememos toda nuestra vida desaparecer; sin cuestionarnos ni un solo instante si nuestra lucha y sufrimiento por no desaparecer tiene algún sentido…

“Lo que la oruga cree su muerte, el hombre lo llama mariposa”

Richard Bach

 ¿Te imaginas por un instante a la oruga temiendo toda su vida a convertirse en mariposa? ¿Te imaginas a la oruga, con la conciencia humana, resistiéndose a convertirse en una crisálida?

“Por sus frutos los conoceréis”

Jesús de Nazaret

El fruto de la oruga es ella misma convertida en mariposa. Sin embargo nosotros, atrapados en nuestros pensamientos sufrimos resistiéndonos a la vida, guardándonos nuestro fruto para nosotros mismos; convencidos de que el sentido de la vida es guardar y rechazar lo que no nos gusta, cuando todo a nuestro alrededor se nos ofrece y se nos da.

Centramos nuestra vida en huir de lo que pensamos que es sufrir, sugestionándonos contra el dolor, con nuevos pensamientos “positivos” que lo único que hacen es intentar rodearlo, no afrontando la experiencia de vivirla tal cual y real es.

¡Es una pasada! romper las limitaciones del pensamiento. No dejando de pensar, sino siendo conscientes de lo que es el pensamiento para dejar de rechazar la vida y darnos a ella con lo que nos trae a cada momento. Convirtiéndonos de oruga a mariposa con cada experiencia que transforma nuestro ego en la paz y amor que realmente somos.

SÍ, era a ti a quien le decía que TE QUIERO!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s