NUESTRAS METAS EN LA VIDA SIEMPRE NOS LLEVAN VENTAJA

josema y poveda

Dejar Huella. Nuestras metas en la vida siempre nos llevan ventaja

Nuestras metas en la vida siempre nos llevan ventaja, la misma que la apetitosa y brillante zanahoria naranja hace caminar al burro; la misma que la de la liebre mecánica que pone a los galgos a competir dándolo todo en una carrera vacía para ellos…

Nuestras metas casi nunca suelen acompañarnos, son esquivas como nosotros lo somos para nuestra vida. Cuando creemos que hemos alcanzado alguna de ellas entonces resulta que no era exactamente lo esperado, sin más remedio (por nuestra inconsciencia) y casi de forma inmediata aparece otra en nuestra carrera de vida vacía.

Estamos entrenados desde pequeños para correr tras las liebres mecánicas que prometen mucho y no dan nada realmente que merezca la pena, incluso alcanzándola por tu magnifico desarrollo personal, solo habrás alcanzado un trozo de metal inservible movido por el motor de una sociedad vacía.

Hace tiempo que comento con mi mujer que nuestra meta es lo que tenemos ahora mismo, lo que vivimos a cada momento y que, a veces, tanta rabia nos da aceptar.

Mi meta es vivir lo que la vida me ha puesto con un único responsable, YO MISMO.

El sentido de mi vida es mi propia vida con lo que ella me ofrece e incluso me impone. La meta no es cambiar las manías, las faltas, las deficiencias, los defectos, los errores, etc. de los que comparten existencia conmigo…

El verdadero logro es saber que todo eso ocurre dentro de mí y por lo tanto me pertenece, dicho de otra forma, yo soy todo eso; por eso está ahí para que lo vivaaaa, sin más.

Si Dios hubiese querido que viviese otras cosas no estaría viviendo lo que me pasa en este momento; si Dios no hubiese querido que escribiese, estaría viviendo en un país sin tinta.

La meta no es lo que pienso, la meta no es lo que creo con conceptos y herencias estúpidas de una sociedad que empuja hacia la masacre, la meta es lo que me ha tocado y no hace falta ningún esfuerzo para conseguirla, solo se necesita la decisión de querer vivirla de forma agradecida por la oportunidad.

Porque al fin y al cabo al que tienes delante dejándose la ropa en el suelo, los cajones abiertos, los suspensos, las trastadas, el desorden, la mesa puesta, los cacharros sin recoger, la basura sin tirar, la pasta de dientes abierta… eres tú mismo, pues, si Dios hubiese deseado que vivieses otra cosa, no estarías viviendo lo que vives. Puedes estar seguro, porque tu vida, aunque, no lo creas es perfecta.

Da igual donde te escondas, en la tv, en un viaje, en el trabajo, en el deporte, en los estudios, en la literatura, en la política, en la espiritualidad, en el desarrollo personal, etc. tu vida y lo que tienes que vivir te espera siempre a la vuelta de la esquina; y no para fastidiarte, para nada, sino porque es lo mejor para ti y no dicho por nadie, sino por ti mismo…

Échate un poco de agua de conciencia en la cara y ¡espabílate! Veras que pronto recuerdas que tú elegiste lo que la vida te regala cada día para que lo vivas en profundidad y de frente con los mejores ayudantes que puedas encontrar, quizá, tus hijos, tu marido, tu familia, tu amigo, tu jefe, tu compañero, etc. sin duda, cualquier cosa que se te cruza, hasta esa araña que tanto temes.

Gracias por la oportunidad que me ofrecéis de disfrutar de mi meta a cada instante… por cierto, no hace falta esforzarse para ello, solo pienso ¿cómo me siento ahora?

Os quiero

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s