LAS PIEDRAS QUE BRILLAN

zapatos-01

Dejar Huella. Las piedras que brillan.

Desde hace miles de años vamos buscando por nuestro mundo el metal que más brilla.

Poseer “oro” es el sueño de cualquiera que no lo tiene y la desgracia de muchos que lo atesoran…

Atravesamos el inmenso campo de vivir buscando ciegamente algo que brille, obviando todo lo que, aparentemente, no reluce. Como si lo único que importase fuese, mostrar en nuestro cuello la cadena brillante de lo que nos ata al sufrimiento, por el simple hecho, egocéntrico, de ostentar lo que el resto no puede alcanzar. ¡Vaya idiotez! Piénsalo fríamente.

Nuestros deseos de ser los exclusivos, convierten nuestra vida en una cueva oscura de sufrimiento.

Quizá, sin darnos cuenta, nuestra ansia de ser ricos sea nuestra propia angustia de encontrar la felicidad. Con la aspiración, basada en el sacrificio, de creer que podemos comprar lo que buscamos  en algún momento de nuestra vida, sin embargo cuando alcanzamos nuestra meta, los que la consiguen, nunca nos llena. Por lo tanto, nos lanzamos insatisfechos al mundo a por nuevas promesas brillantes, una vez más, con el ansia de parecer más valiosos y poder comprar a los demás, su admiración, su atención, su amor… El que no llega, sencillamente, lo mendigará.

No dejo de ser un estúpido, fijándome solo en “las piedras que brillan”, cuando la verdadera riqueza está en liberarme de ellas.

Si te liberas del deseo, si lo comprendes y lo vives, dejas de querer ser único, exclusivo, etc. dejas de querer comprar amor, de anhelar ser el centro de atención de los demás, para convertirte en tu propio centro. Que es, sin duda, el exclusivo lugar desde donde puedes encontrar todo lo que tanto crees que te falta.

El valor a las piedras que brillan, se lo hemos dado porque no sabemos vivir, sin ese falso valor cualquier piedra es valiosa…

Comprendido esto, ya no se necesita hacer nada para ser un mago de la alquimia, solo sentarte, levantarte, correr, caminar o lo que la vida te regale, pues, donde mires está la riqueza, incluso en la piedra que menos brilla.

Damos valor a muchas cosas que nos parecen brillantes en todos los sentidos, moral, emocional, espiritual, físico, etc. e intentamos conseguirlas, aunque nos vaya la vida en ello y, ciertamente, nos va… hasta tal punto que nuestra vida no es vivir…

Las piedras que brillan y las piedras que no brillan son lo mismo, no hace falta ser, ni hacer, ni entrenar, ni aprender, ni estudiar, ni leer, ni meditar, ni seguir a nadie, solo hace falta atención a la vida… porque le creación incluye todo al mismo valor, no excluye según sus brillos.

El resto es pura mentira, creada por locos mentirosos capaces de engañarse y creerse sus propias mentiras, pensando que sufrirán menos, NOSOTROS MISMOS…

Os quiero mucho.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s